Ecosistema

Un ecosistema se trata de un sistema biológico conformado por un medio natural y la comunidad de seres vivos que habitan en él. También se suele emplear esta palabra para señalar un medio social, educativo o profesional en el que interactúan personas. Tanto el medio como sus habitantes interactúan de forma orgánica relacionándose entre sí.

Los seres vivos que habitan en un ecosistema tienden a desarrollarse en función a los factores físicos de ese ambiente compartido. De esta manera, en un ecosistema se agrupan todos los factores bióticos y abióticos de ese medio ambiente. Entre los factores bióticos cabe mencionar que se consideran a los animales, las plantas e incluso los microorganismos.

Teniendo en cuenta esto podemos decir que un ecosistema es una unidad conformada por organismos interdependientes. Dichos organismos van formando entre sí cadenas alimenticias o tróficas al convivir en ese medio. Por cadena alimenticia nos referimos a la corriente de energía y nutrientes que se establece entre esas especies.

Un ecosistema es un sistema biológico formado por un medio natural y los seres vivos que lo habitan.

El concepto de ecosistema se acuñó durante los años 30 para señalar la interacción tan compleja que se da en esos medios. En un ecosistema no solo interactúan los seres vivos y el medio sino también las corrientes de energía y los recursos materiales. Se produce una interacción y convivencia armoniosa y orgánica muy particular.

Si consideramos la complejidad que caracteriza a un ecosistema, se puede analizar desde tres enfoques principales. Uno de estos métodos contempla las relaciones alimentarias que tienen lugar en ese ecosistema. Así se determinan las cadenas alimentarias típicas de ese medio y las corrientes de energía que colaboran.

Otra forma de analizar un ecosistema es a través de los ciclos materiales que lo caracterizan. Aquí se consideran los distintos elementos químicos que conforman a los seres vivos y cómo se transfieren durante las cadenas alimenticias. El último enfoque contempla los flujos de energía y cómo se transmiten de un nivel a otro manteniendo al ecosistema funcionando.

Características y relaciones

Algunos conceptos relacionados al de ecosistema son el de hábitat y nicho ecológico que en ocasiones se pueden confundir. Un hábitat se trata del lugar físico donde se encuentra un ecosistema. Es una región que cuenta con las condiciones naturales que se necesitan para que las especies puedan sobrevivir y reproducirse.

En el caso de nicho ecológico, este concepto señala la forma en que un organismo se relaciona con los factores bióticos y abióticos del ambiente. Aquí intervienen las condiciones biológicas, físicas y químicas de todos los participantes. A partir de esto cabe señalar que un ecosistema requiere una situación de equilibrio que puede variar con el tiempo.

Si la situación del ecosistema cambia, las especies que lo habitan deben adaptarse a ellas para subsistir. También es importante señalar que la capacidad de recuperación de un ecosistema suele depender de su biodiversidad, es decir, el número de especies que lo habitan. Así, cuanto mayor es su biodiversidad mayor es su capacidad de recuperación por cómo se absorben y reducen los cambios ambientales.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *