Átomo y sus partes

El átomo se trata de la parte más pequeña que constituye un elemento. Podría decirse que el átomo es la partícula mínima en la que se puede dividir un elemento sin que pierda sus propiedades químicas. La palabra átomo deriva del término atomus del latín y átomos del griego que significa indivisible.

Este concepto fue acuñado originalmente por los filósofos griegos Demócrito y Epicuro. Le llamaban de esta forma a la partícula indivisible, fue recién en el siglo XIX que se definió al átomo dentro de la química como lo conocemos en la actualidad. Así, el átomo se define como la estructura en base a la cual se organizan las materias en la naturaleza.

Algo que caracteriza al átomo es que cuenta con una estructura compuesta por tres sub-partículas combinadas. Dichas sub-partículas son los electrones, los neutrones y los protones. Los electrones cuentan con una carga negativa, los neutrones tienen una carga neutra y los protones presentan una carga positiva.

El átomo representa la partícula más pequeña que conforma un elemento.

Mientras que los átomos se forman de estas sub-partículas, los átomos conforman las moléculas. Además de contar con electrones, neutrones y protones, los átomos se pueden dividir en dos partes principales: La corteza que se encuentra formada por electrones y el núcleo que tiene neutrones y protones.

Son justamente estas sub-partículas que constituyen al átomo las que conforman su estructura atómica. Por ello, se podría definir a dichas sub-partículas como partículas subatómicas. Para diferenciar cada una de estas sub-partículas es necesario considerar la relación que mantienen entre ellas.

Así, cada una de estas partículas subatómicas tiene características propias además de las cargas que presentan. Los electrones son las partículas más ligeras de un átomo, los neutrones al no poseer carga eléctrica pesan más o menos lo mismo que los protones. Y los protones, al contar con carga positiva, son las partículas subatómicas más pesadas.

Características de la estructura del átomo

Tal como hemos mencionado, las partículas subatómicas se encuentran distribuidas en las partes que conforman al átomo. Como los neutrones y protones se agrupan en el núcleo también se los denomina nucleones. Tanto a los neutrones como a los protones los une la misma energía nuclear del átomo.

Debido a la presencia de los protones y neutrones, el núcleo atómico presenta una carga positiva concentrada en casi la totalidad de su masa. Rodeando al núcleo se encuentran una serie de electrones con sus cargas negativas. De esta manera se equilibra la carga total del átomo ya que existe una cantidad idéntica de carga positiva y negativa.

A lo largo de la historia hubo distintas teorías acerca de qué está compuesta la materia, es lo que se conoce como modelos atómicos. Estos modelos atómicos han descrito la energía nuclear a lo largo de los años. Algunos de estos modelos son la teoría atómica de Dalton, el modelo de Bohr, el de Rutherford o el de Thomson. En definitiva, la forma en que se agrupan los átomos formando moléculas terminan conformando los diferentes elementos químicos.

Etiquetas:a

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *