De Significados
General

Prólogo

Un prólogo consiste en el texto preliminar que antecede al de un libro y puede estar escrito por su autor u otra persona. De esta manera, el prólogo cumple el objetivo de oficiar como una especie de introducción a la lectura de ese libro. A la vez, esta palabra también se emplea para referirse a algo que sirve como el principio de una cosa.

Entonces, como ya hemos mencionado, el prólogo se trata del contenido o texto inicial que se encuentra en algunos libros. Dicho prólogo puede haber sido redactado por el autor de la obra en cuestión o por otra persona. En este último caso puede tratarse de otro escritor, de un editor o un especialista en el tema, por ejemplo.

El prólogo de una obra suele mencionar lo que se aborda en el libro, contextualiza la historia o señala sus objetivos. Así, el prólogo tiene por finalidad orientar al lector sobre lo que está a punto de leer. Si el prólogo fue escrito por el autor suele aclarar o explicar lo que el lector se encontrará al leer el libro.

El prólogo es el texto que suele preceder al de un libro a modo de introducción o explicación de la obra.

En muchos casos los prólogos suelen ser escritos por otra persona que no fue el autor de la obra. Esto se debe a que un tercero puede ser más objetivo o bien cuenta con algún tipo de autoridad para comentar sobre ese libro. Cuando esto ocurre, los que redactan los prólogos suelen ser otros escritores, especialistas en literatura, críticos, etc.

La finalidad del prólogo apunta a servir como una especie de introducción sobre lo que el libro abordará. Por lo general se trata de una especie de estudio preliminar, algún tipo de reseña o aclaración sobre la obra. No todos los libros incluyen prólogo o incluso algunos lo incluyen cuando se hace una nueva edición de la obra.

A veces, el prólogo sirve para hacer algunas aclaraciones o explicar ciertos términos o intenciones de la obra. Incluso puede ser un recurso del escritor para remarcar algunos aspectos o cuestiones sobre el libro. Los autores más conocidos o experimentados suelen escribir sus propios prólogos, los noveles pueden buscar a alguien más para que lo redacte.

Características y aspectos a tener en cuenta

Como se trata de una forma de introducción a la obra se recomienda que el prólogo sea accesible, directo y despierte la curiosidad del lector. Por ello se recomienda usar palabras sencillas, ser breve, adelantar un poco para interesar a los lectores. El prólogo puede oficiar como una segunda sinopsis, una forma de contextualizar o explicar el origen del libro.

Tal como hemos mencionado, la función del prólogo apunta a hacer de introducción a la obra. Pero también es una herramienta para explicar o valorar la obra en su contexto, origen e intenciones. El prólogo puede encontrarse en cualquier tipo de obra, es decir, en obras literarias, académicas, musicales, de teatro, entre otras.

Aunque el prólogo se ubica antes del texto central de un libro se acostumbra a redactarlo cuando la obra ya está terminada. De esta manera, en el prólogo se suelen incluir anécdotas, contextualización, justificaciones que se añaden antes de su publicación. La función e intención del prólogo puede variar según quién lo escriba, es decir, el mismo autor o un tercero.

Formato para citar
"Prólogo". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/prologo/ Consultado: 10 de mayo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *