Hemiparesia

La hemiparesia hace referencia a una alteración neurológica que deja una parte del cuerpo inmovilizado. Esta condición neurológica puede producirse por numerosas causas, pero no se trata de una enfermedad. Además de la inmovilización de una parte del cuerpo, la hemiparesia presenta una disminución motora o una parálisis parcial en las extremidades de medio cuerpo.

Sin embargo, cabe mencionar que no se trata de una parálisis total como ocurre con la hemiplejía. Solo consiste en una disminución del movimiento en el brazo y pierna del mismo lado del cuerpo. También vale aclarar que existen diferentes tipos de hemiparesia según las causas que lo originan y de acuerdo al nivel de debilidad muscular que presentan.

Así podemos mencionar en primer lugar a la hemiparesia del lado derecho que se produce por una lesión en el lado izquierdo del cerebro. Dicha lesión afecta y disminuye la movilidad muscular del lado contrario del cuerpo, es decir la parte derecha. Luego se encuentra la hemiparesia del lado izquierdo que se ocasiona por las razones contrarias a la anterior.

La hemiparesia se trata de una alteración neurológica que debilita un lado del cuerpo.

Otro tipo de hemiparesia es la llamada hemiparesia infantil que suele afectar niños a muy temprana edad. Por lo general, a la hemiparesia infantil la padecen bebés y niños muy pequeños. La causa de esta hemiparesia infantil suelen ser daños cerebrales al momento del nacimiento o algún problema en la médula espinal.

Así vemos que existen distintas causas por la que puede darse la hemiparesia de acuerdo al tipo que se trata. Sin embargo, lo característico de esta condición se da en el debilitamiento muscular que presenta. La causa de esto suelen ser lesiones a la médula espinal que terminan afectando los nervios y debilitando los músculos en consecuencia.

Generalmente, las lesiones a la médula espinal son ocasionadas por algún tipo de trauma recibido en un accidente de coche, por ejemplo. Sin embargo, existen otras razones por las que la médula espinal puede resultar lesionada. Entre ellos se cuentan ciertos tipos de cáncer y enfermedades como la esclerosis múltiple que terminan afectando los nervios.

Diagnóstico y tratamiento de la hemiparesia

Además de las lesiones a la médula espinal, la hemiparesia también puede ser causada por un daño cerebral. Esto termina afectando y disminuyendo la fuerza muscular, por lo que la apoplejía suele acompañarse de hemiparesia, por ejemplo. Aunque la debilidad muscular también es una posible señal de que el paciente puede sufrir un ictus.

Para diagnosticar esta condición neurológica lo primero es identificar la causa de la debilidad muscular que presenta el paciente. Por eso se le piden algunos estudios que ayuden a localizar la lesión que ocasiona dicha debilidad. También se le consulta al paciente su historial clínico y toda la información necesaria para determinar la causa del problema.

La hemiparesia se puede frenar e incluso reducir los efectos que pueda ocasionar. Para ello, lo primero que se debe hacer es tratar la zona afectada que ha ocasionado esta condición. También se puede recurrir a fisioterapia para recobrar el movimiento en las partes afectadas por la hemiparesia.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *