Autoritarismo

El autoritarismo se refiere a un régimen político basado en un sometimiento absoluto a una autoridad única. De igual manera puede referirse al abuso que hace de la autoridad que tiene alguna persona. En las relaciones sociales hablamos de autoritarismo cuando alguien impone su autoridad sobre los demás sin consenso alguno.

Un régimen autoritario se produce cuando una figura de autoridad impone su voluntad a falta de un consenso participativo. Esto origina un orden social que resulta opresivo y carece de autonomía o libertad alguna. Una personalidad autoritaria se define tanto en el contexto psicológico individual como en el social.

El concepto de autoritarismo resulta de gran importancia para la ciencia política y la sociología. Sin embargo, cabe señalar que dentro de estas disciplinas, el autoritarismo no cuenta con una definición única. Esto hace que se identifiquen como tal diferentes ideologías, así como también movimientos y regímenes políticos.

El autoritarismo es una forma de gobierno sometido a una única autoridad.

Algunas definiciones de este concepto se mantienen en una idea simple de lo que significa: El autoritarismo se trata de un sistema fundado sobre el principio de autoridad. Esta definición da a entender que este sistema no permite ninguna clase de crítica, lo que lo relaciona con formas de totalitarismo.

Cuando el autoritarismo se define como fascismo indica que se produce un abuso y/o exceso de de autoridad al punto de aplastar la libertad. En algunos casos se llega a decir que el autoritarismo es lo opuesto a la democracia, sin embargo se trata más bien del antónimo de libertad.

Hay otras definiciones que conjugan una serie de términos para explicarlo, lo comparan con conceptos afines. Así se podría decir que el autoritarismo es una doctrina política que se basa en el principio del gobierno absoluto. Esta definición lo relaciona con conceptos como el absolutismo, la autocracia, el despotismo, las dictaduras y los totalitarismos.

Otras definiciones y características del autoritarismo

Algunas concepciones del autoritarismo se detienen en aspectos como la concentración de poder en una sola persona o un pequeño grupo. Estos poderosos no son responsables por el pueblo a nivel constitucional, pero cuentan con la autoridad suficiente para imponerse sobre el pueblo. En un autoritarismo resulta bastante común que no exista división de poderes que pueda limitar el abuso de poder.

Dentro del autoritarismo, además de no existir división de poderes tampoco cuentan con algún tipo de alternancia en el poder. Ni mucho menos existe competencia u oposición política ni la práctica de elecciones libres para elegir a los representantes. Todo esto vuelve a la figura autoritaria como la única que puede mandar e imponer su voluntad sin ninguna clase de límite.

Durante el período de entreguerras surgieron una serie de ideologías que conformaron movimientos y regímenes políticos dominantes. A estos regímenes ideológicos se los bautizó como totalitarismos y los mejores ejemplos de ello fueron: el comunismo soviético, el fascismo italiano, el nazismo alemán o el franquismo español. El objetivo principal de estos totalitarismos residía en amalgamar los distintos planos de la vida pública y privada a la vez que se eliminaba todo tipo de oposición.

Formato para citar (APA)

“Autoritarismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/autoritarismo/ [Consultado: ].