Misión y visión

Misión y visión son las declaraciones directoras que explican el propósito y la dirección de las organizaciones. Cuanto estas son expresadas clara y conscientemente, estas simples palabras pueden motivar al equipo, o a la organización como un todo, con una inspiradora visión de futuro.

Las organizaciones deben resumir sus logros y objetivos en las descripciones de visión y misión. Ambas, deben servir para diferentes propósitos en las organizaciones, pero que a menudo son confundidos unos con otros. Mientras que la misión intenta describir la que hace la compañía ahora, la visión establece el contorno de lo que la compañía quiere ser a futuro.

Misión y visión

Misión y visión

La misión puede definirse como la razón, motivo, propósito o finalidad de existencia de cualquier organización. De alguna manera indica lo que pretende hacer o efectuar una organización en su entorno, en el espacio social en el que ejerce.

Si hablamos de la misión de una compañía, esta debe dejar expresado lo que la misma pretende hacer para sus clientes y sus necesidades en la actualidad. De alguna forma, la misión también limita el negocio en que se desempeñará la compañía así como a los clientes a los que apunta.

La visión, en cambio, enuncia la orientación de la organización en el largo plazo, es decir, define el rumbo de la misma. Es esperable que todas las decisiones estratégicas de las organizaciones deberían ser coherentes con el enunciado de la visión.

Si hablamos de la visión de una compañía, la misma debe considerar que hará la compañía para satisfacer la demanda de los clientes a sus necesidades futuras. Es decir, el desarrollo de la compañía para el crecimiento y prosperidad del negocio.

El enunciado de la misión y la visión obliga a los administradores a comprender con precisión el porqué de la organización en la actualidad y luego, ver más allá con el fin de evaluar estratégicamente los cambios a futuro, de forma que la organización acompañe la evolución del mercado, negocio o competencia en la cual se esté inserta.

Hay quienes opinan que la misión representa la «realidad» mientras que la visión es el «sueño», o que la visión es menos precisa o más subjetiva. Es decir, se piensa que la misión es mucho más específica y precisa, puesto que se tiene certeza. Si bien hay algo de cierto en lo anterior, la visión no debe ser subestimada. La declaración de la visión es tan importante como la misión. Cualquier organización debe evolucionar en el mundo, puesto que el éste evoluciona y con ella las necesidades de las personas, los sistemas sociales, las tecnologías, etc. Si una organización no define con claridad su visión, no tendrá un plan director que acompañe dicha evolución.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *