Misericordia

La misericordia es la inclinación que puede tener alguien de sentir compasión ante alguien que sufre y brindarle ayuda. También se conoce por misericordia a la cualidad de Dios, por ser un ser perfecto que perdona las faltas y pecados de las personas. En ambos casos, la misericordia se asocia a una postura compasiva ante la necesidad y sufrimiento ajeno.

Esta cualidad se presenta en forma de amabilidad y generosidad, una disposición a ayudar al que lo necesita. Se trata de darle una mano y brindar asistencia a las personas, incluso en casos donde el perdón y la reconciliación son claves. Sin embargo, la misericordia es considerada más una actitud o práctica que un sentimiento de simpatía.

Dentro de la religión cristiana, la misericordia representa uno de los atributos divinos principales. Recordemos que se trata de una cualidad asociada con Dios y su clemencia hacia los pecadores. Aunque de igual manera sigue siendo un sentimiento de compasión o pena ante aquellos que sufren o pasan necesidades.

Es el sentimiento de compasión que genera una persona necesitada.

Sentir misericordia por una persona nos causa tratar de aliviar o ayudarlos en su pesar y sufrimiento. En algunos casos, la misericordia se relaciona con ser más o menos benevolente a la hora de poner un castigo o dar un veredicto. La palabra misericordia deriva de los términos misere, cordis e ia del latín cuyo significado sería tener un corazón solidario ante quienes tienen necesidad.

Es importante señalar que misericordia no es lo mismo que sentir lástima por alguien más. La lástima se trata de un sentimiento pasajero y menos entusiasta que la compasión. Basta con saber que de esta palabra solo surge un adjetivo que señala el objeto de la misma y no quien la siente. A este respecto decimos que algo es lastimoso mientras que una persona puede ser compasiva.

Siguiendo la comparación anterior, podemos decir que las desgracias, sufrimientos, enfermedades son lastimosas y/o lastimeras. En cambio, las personas que sienten compasión o misericordia por esas cuestiones se califican de compasivas o misericordiosas. La lástima señala esa sensación que nos causan esas cuestiones, mientras que la misericordia es el efecto que provoca y nos mueve a hacer algo al respecto.

Algunas consideraciones acerca de la misericordia

Una vez que se entiende la diferencia entre misericordia y lástima entendemos que esta última es algo momentáneo. En cambio, la misericordia representa un sentimiento verdadero, algo que nos marca y se queda con nosotros. Por ejemplo, nos da lástima ver un niño pidiendo en la calle, pero si sentimos misericordia podemos darle algo de comer.

Dentro del cristianismo existen ciertos antecedentes que se relacionan con el significado de esta palabra. Así, la palabra ra jamím del hebreo se traduce como misericordia y el verbo de la que deriva, ra jám significa sentir afecto entrañable, ser compasivo. Esta palabra se asocia, a su vez, con la palabra matriz refiriéndose quizás a las entrañas que son las principales afectadas ante este tipo de sentimientos.

Sinónimos de misericordia

bondad, clemencia, compasión, piedad

Antónimos de misericordia

dureza, inhumanidad

Formato para citar (APA)

“Misericordia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/misericordia/ [Consultado: ].