Integración

En primera instancia, el concepto de integración hace referencia a la acción y/o efecto de integrar. Por lo general, el verbo integrar señala la unión entre diferentes elementos sin importar sus diferencias o características específicas. Aplicado en un ámbito social, el concepto de integración señala la inclusión de alguien externo a un grupo de personas.

Lo que caracteriza a este fenómeno social es que el grupo social no tiene en cuenta las diferencias del agente externo. Se trata de un concepto sumamente importante a la hora de poder generar armonía y buena convivencia dentro de una sociedad. Aunque no siempre la integración se produce de manera positiva y exitosa, algunos integrantes pueden tener prejuicios o negarse a incluir a alguien diferente.

Si bien este tipo de integración señala grupos humanos, lo mismo suele ocurrir en grupos de animales. Por ejemplo, integrar un animal domesticado al entorno natural y originario no necesariamente será exitoso. Los otros animales pueden no aceptarlo y el animal domesticado no está acostumbrado a ese entorno ni cuenta con las mismas capacidades de adaptación que los demás.

La integración se refiere a la unión de distintos elementos sin considerar sus características o diferencias.

Retomando el concepto social de integración, cabe señalar que este fenómeno es lo contrario al de discriminación. En este sentido, la discriminación puede presentarse por medio de diferentes actitudes y conductas que rechazan y marginan a ciertas personas. De esta manera, en lugar de aceptar y hacer sentir bienvenido al otro se lo desprecia y excluye.

Teniendo en cuenta lo que produce y causa la discriminación, es importante que la gente abandone prejuicios, dudas y miedos sobre otras personas. Esto es ideal si pretendemos lograr una sociedad inclusiva donde la integración es posible y nadie resulta excluido. Si bien resulta difícil deshacer prejuicios y miedos instalados, la mayoría de estos nace de la ignorancia.

Los prejuicios se basan en creencias erradas o malas interpretaciones generalizadas sobre algunos grupos étnicos o sociales. Todo eso genera prejuicios, ideas malintencionadas e incluso estereotipos sobre ciertas personas que nos lleva a evitarlas o tratarlas con desdén. Así esto puede obstruir una integración natural y llevadera de nuevas personas en un grupo social.

Importancia de la integración social

El ser humano es un ser social por naturaleza, por ello debería ser capaz de relacionarse con todas las personas sin distinción alguna. Es natural sentir dudas y miedos sobre personas que parecen diferentes a uno, pero es importante conocer su realidad antes de juzgar de antemano.

Lo ideal para evitar prejuicios y temores infundados sería estimular la integración desde un inicio. Si se enseña y naturaliza la integración desde temprana edad, luego esas personas no tendrán problema alguno a la hora de integrar personas diferentes. Los niños son mucho más flexibles que los adultos en cuanto a integración porque no tienen prejuicios instalados aún.

Como fenómeno social, la integración entre diferentes comunidades, grupos, naciones y pueblos genera bienestar social e incluso paz. En cambio, las diferencias entre grupos sociales han generado a lo largo de la historia distintos conflictos atroces cuando dichas diferencias se han agudizado.

Formato para citar (APA)

“Integración” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/integracion/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *