Saltar al contenido

Inmigración

La inmigración se refiere al movimiento de población que se genera con la llegada de personas extranjeras. En este sentido, la inmigración sucede cuando las personas deciden establecerse en otro país. Con esto queremos decir que dejan su país de origen para ir a establecerse en un nuevo país.

Entonces, la inmigración se trata de la llegada de personas migrantes a un determinado país. Así, la inmigración es lo opuesto de la emigración, cuando las personas se van de un país determinado hacia otro. Ambos movimientos poblacionales son muy comunes en la historia de la humanidad desde tiempos inmemoriales.

Esta clase de movimientos poblacionales pueden tomarse como eventos polémicos a nivel social. Sin embargo, cabe mencionar que son una excelente forma de introducir diversidad cultural, económica y genética en cualquier sociedad. Por otro lado, las razones por las que las personas deciden emigrar/inmigrar pueden ser variadas.

La inmigración es un movimiento poblacional que se da cuando personas de otro país se instalan en uno nuevo.

En muchos casos deciden emigrar por cuestiones económicas, a veces por razones políticas y en otros casos para comenzar de nuevo en otro lugar. Cualquiera sea la razón por la que las personas llegan a otro país lo cierto es que le aportan nuevos elementos a su país adoptivo. Estos aportes van desde conocimientos hasta productividad así como factores culturales y genéticos.

Retomando las razones, a lo largo de la historia se han dado diferentes momentos de inmigración. En épocas de crisis económicas, sociales y políticas las personas pueden decidir emigrar en busca de nuevas oportunidades o una situación más estable. Las guerras o tragedias suelen ser alicientes para que las personas decidan establecerse en otro país.

Por otra parte, cabe mencionar que la inmigración puede ser algo temporario o permanente. En el primer caso, las personas solo se quedan un tiempo en otro país y luego vuelven a su país de origen. Mientras que la inmigración permanente supone que las personas se instalen definitivamente en el nuevo país, lo convierten en su nuevo hogar.

Causas y características

Ya hemos mencionado que existen numerosas causas para que se produzca la inmigración. Entre las más comunes se encuentran las condiciones vitales pobres del país de origen debido a crisis económicas, políticas o sociales. Si las personas deben soportar enfrentamientos sociales, pobreza o violencia pueden decidir irse a otro país más estable.

Las catástrofes, guerras y tragedias también pueden empujar a las personas hacia otros países. En estos casos, la inmigración suele ser un poco forzada ya que deben refugiarse o desplazarse por razones de fuerza mayor. Por ejemplo, en caso de catástrofes naturales o enfrentamientos armados pueden llegar a perder sus hogares y deben irse obligadamente.

Por último, muchas personas deciden irse a otros países en búsqueda de nuevas oportunidades. Dichas oportunidades pueden ser tanto laborales como de placer o solo por cambiar de aires. Cualquiera sea la razón, cabe mencionar que la emigración y la inmigración son los dos lados de la migración poblacional. La diferencia entre ambos se da desde el país que se toma como punto de referencia, de uno se van y al otro llegan.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.