Saltar al contenido

El sol es una estrella con luz propia alrededor del cual giran la Tierra y los demás planetas del Sistema solar. También se suele identificar como el sol al calor y la luz que emana esta estrella. Como tal, el sol es una fuente de energía y luz y se la conoce como la estrella luminosa que se encuentra más cerca de nuestro planeta.

De acuerdo a los expertos, el sol se formó hace aproximadamente 4.500 millones de años. Tal como ya hemos señalado, el sol es el eje central de nuestro sistema planetario. Por ello, tanto la Tierra como el resto de planetas y cuerpos celestes que lo conforman orbitan a su alrededor.

Cabe mencionar que la luz y energía que irradia el sol resulta indispensable para la vida en nuestro planeta. En este sentido, las plantas captan luz solar para realizar la fotosíntesis que genera el oxígeno que respiran los seres vivos. Además, la energía del sol favorece los procesos climáticos que también son necesarios para la existencia en la Tierra.

El sol es una estrella y el eje de nuestro sistema planetario.

Así como las plantas emplean la luz solar como fuente de energía, los humanos también han sabido aprovecharla con fines similares. De esta manera, la energía solar es una importante fuente de alimentación eléctrica ecológica. Esto se debe a que se trata de una fuente inagotable de energía, además se trata de una fuente limpia y segura para el planeta.

Volviendo al sol en sí, esta estrella se encuentra conformada por: un núcleo, una zona radiante, una zona convectiva, una fotosfera, una cromosfera, una corona y por un sector llamado viento solar. Esta estrella cuenta con una gravedad tan potente que eso atrae a los planetas y cuerpos celestes a orbitar a su alrededor.

Debido a que el Sol es el eje de nuestro sistema planetario se lo conoce como Astro Rey. Aunque cabe mencionar que el sol de nuestro sistema se trata de una estrella bastante común del espacio. Como tal, nuestro Sol no difiere mucho de otros millones de estrellas en el universo y los científicos lo clasifican como estrella enana amarilla.

La figura del sol y sus simbolismos

Tal como mencionamos antes, el sol resulta imprescindible para la vida en nuestro planeta. Y es justamente por esa razón y por su imponente presencia en el cielo que ha tenido un lugar central en distintas culturas humanas. Esto ha sucedido sobre todo en mitologías de la antigüedad que identificaban con el sol a sus principales deidades.

De esta manera, muchos dioses, reyes o héroes han estado asociados de alguna forma con su luz y significados. Esta ha sido la manera en que las diferentes culturas humanas han mostrado su agradecimiento y respeto al Astro Rey. Así como han habido culturas que le rendían culto al sol como una deidad en sí mismo, también han asociado su imagen con lo divino.

La apreciación del sol deriva justamente de su poder creador, ya que da la vida, además de que es justo ya que sale para todos y resulta omnipresente. Podemos regir el tiempo gracias al sol ya que la hora y las estaciones se pautan de acuerdo al movimiento de la Tierra a su alrededor. Y a su vez rige gran parte de las leyes de la naturaleza, como los ciclos de vida y las estaciones.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.