Saltar al contenido

Júpiter: El planeta más grande del sistema solar

El planeta más grande del sistema solar es Júpiter con un diámetro de 142.800 kilómetros. Júpiter es 11 veces más grande que el planeta Tierra e incluso podrían encajar dentro suyo el resto de planetas del sistema solar. Por otra parte, la atmósfera de Júpiter se compone de gases entre los cuales se destacan el helio y el hidrógeno.

Júpiter cuenta con una totalidad de 63 satélites que lo orbitan, cuatro de ellos fueron descubiertos por Galileo en 1610. A esos satélites se los denomina galileanos pero sus nombres son: Europa, Ío, Ganímedes y Calisto. Además, este planeta tiene un sistema de anillos observable desde la Tierra por medio de telescopios de gran apertura.

Antes mencionamos que su atmósfera está compuesta por gases, esta es muy parecida a la que tiene el Sol. Además de helio e hidrógeno, se compone también de pequeñas cantidades de amoníaco, metano, vapor de agua, entre otros. Estos gases terminan formando unas nubes de cristales compuestas por amoniaco y agua.

El planeta más grande del sistema solar es Júpiter.

Todo esto hace que su atmósfera presente una dinámica bastante compleja donde se pueden observar cinturones oscuros y zonas más claras. Es el planeta con el período más corto de rotación en el Sistema Solar ya que solo le toma 10 horas. Al respecto vale señalar que su forma no es del todo esférica ya que se achata levemente en los polos.

Otra característica interesante de este planeta es que presenta un remolino gigantesco en su hemisferio Sur. Este remolino cuenta con un diámetro mayor al de la Tierra y se denomina gran mancha roja debido al color que lo caracteriza. A pesar de su gran tamaño y naturaleza se ha podido observar desde el siglo XVII que resulta bastante estable.

Por otra parte, Júpiter cuenta con el campo magnético más potente en el Sistema Solar, sin contar las manchas solares. Pero este campo magnético resulta 14 veces mayor al de la Tierra y se cree que se origina en el interior del planeta. Se le atribuye al núcleo de hidrógeno metálico este campo magnético tan potente.

Otras características y curiosidades

El planeta Júpiter fue bautizado en honor al dios romano que reinaba en el Olimpo, Zeus en la mitología griega. Además de su gigantesco tamaño y un volumen que duplica el del todos los otros planetas juntos, es uno de los cuatro planetas gaseosos gigantes. Así, junto a Saturno, Urano y Neptuno también comparte la característica de presentar anillos y muchos satélites.

Debido a estas características y su impresionante tamaño se podría llegar a considerar a Júpiter como un Sistema Solar en miniatura. Los gases que lo forman son similares a los del Sol y por eso se considera a Júpiter como una estrella fallida. En este sentido, se cree que si hubiera tenido masa suficiente quizás alcanzaba la fusión nuclear.

La superficie de Júpiter no es sólida debido a las características de su atmósfera y los gases que lo conforman. Así, desde el exterior se pueden observar unas nubes rojizas de 9 km de alto que están en constante movimiento. Esto provoca que siempre haya relámpagos, tormentas y vientos huracanados, debajo de las nubes hay hidrógeno líquido y por debajo de este hidrógeno metálico.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.