Saltar al contenido

El término Hygge es una palabra de origen danés cuyo significado se relaciona con la felicidad en las cosas simples. Los daneses piensan que el concepto Hygge puesto en práctica los hace felices y vuelve sus hogares más cálidos.

En 2012 un informe hecho por la ONU calificó a Dinamarca como el país más feliz del mundo. Y son varios los que afirman que la felicidad danesa se debe a este concepto. Si bien no posee una traducción literal a otros idiomas, se podría decir que el Hygge se relaciona con lo acogedor.

Los daneses suelen definir el hygge de la siguiente manera: acomodarse frente a la chimenea en una velada fría, bien abrigado, tomando una bebida caliente y con su fiel mascota al lado. Aunque no se limita a eso, sino a diferentes tipos de momentos hogareños marcados por la calidez y tranquilidad.

hygge

El hygge es un concepto danés que contempla pasar un buen momento relajado

A pesar de describir momentos acogedores, hygge es considerado una especie de estilo de vida. Por eso se cree que Dinamarca es el país más feliz del mundo. La gran mayoría de los daneses se toman la vida con una actitud bastante hygge.

Usualmente se asocia la actitud hygge con una forma de vivir el invierno. Esto se debe, en gran parte, a que en Dinamarca los inviernos pueden ser largos y muy fríos. El invierno danés tiene días con solo cuatro horas de sol. Por esta razón, la gente tiende a pasar más tiempo dentro de sus casas y buscan modos de divertirse.

Pero el estilo de vida hygge es transferible a otras temporadas y climas tranquilamente. La idea principal del hygge es sentirse en casa, sumamente relajado y olvidarse de las inquietudes que lo aquejan. Por lo que puede representarse con un momento de relax, una cena con seres queridos o disfrutar un buen libro.

La filosofía Hygge

Desde hace un par de años el hygge se ha popularizado al resto del mundo. Lo que permite que todos conozcamos y experimentemos la misma filosofía que ha hecho a los daneses felices tanto tiempo.

Relajarse, pasar un buen rato con la familia y los amigos, o por qué no en soledad,  consentirse con alguna comida, y más. El hygge le hace bien al alma.

Los daneses llevan un estilo de vida distendido, no se privan de nada y tratan de ser amables siempre. En este sentido, se caracterizan por ser amables tanto con los demás como consigo mismos. Se utiliza el adjetivo hyggeligt cuando los daneses ofrecen cenas o reuniones que resultan de lo más agradable.

La filosofía hygge podría intentar resumirse en una serie de principios:

  • Dedicarle un momento a diario. En el que hacemos algo que nos relaja o para compartir un buen rato con un ser querido.
  • Es una actitud hogareña. El hygge puede sentirse en cualquier lugar, pero lo más común es en casa.
  • Prestarle atención al ambiente. No es tan necesario pero complementa la experiencia. Prender velas, poner música, cuidar los pequeños detalles.
  • Relajarse y disfrutar el momento. La comodidad es primordial en la filosofía hygge.
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.