Holística

Holística es un adjetivo propio de la filosofía que describe un todo o algo que se considera como un todo. Este adjetivo pertenece a la corriente de pensamiento del holismo. Esta corriente de pensamiento postula que un sistema no puede explicarse como la suma de sus partes porque resulta mucho más que eso.

El holismo se caracteriza por analizar los fenómenos desde una perspectiva de múltiples interacciones. Al respecto considera que un sistema complejo actúa de forma diferente a la simple suma de sus componentes. Esto se debe a que, si bien cada parte cumple un rol o función, el conjunto se comporta de forma más compleja.

La palabra holística deriva del término holos del griego que significa un todo o algo entero. De esta forma, este concepto hace referencia a conjuntos de cosas interrelacionadas y que resultan dinámicas. La corriente holística remarca la importancia del conjunto, de ese todo ya que trasciende a la suma de sus elementos.

Holística es una corriente filosófica que destaca la importancia y complejidad del todo.

Así como el holismo prioriza y destaca el papel del todo, señala que las partes que lo componen son interdependientes. Esto quiere decir que tanto las partes de forma individual como el conjunto de ellas se vinculan por medio de constantes interacciones. Esto produce que todos los hechos esten en cierta forma encadenados entre sí.

Cada acción que ejecuta una de las partes del todo repercute en las otras y en en el conjunto por igual. Esto va generando nuevas interacciones de forma cíclica que comprometen el desempeño del todo. El dinamismo del conjunto produce una especie de sinergia donde se siguen produciendo nuevas relaciones y acontecimientos.

Al respecto, esta corriente del pensamiento considera que es el mismo todo el que determina esta dinámica. Adherir a esta perspectiva holística supone dejar de lado los paradigmas para impulsar el concepto de sintagma. Este se instala como la integración de diferentes perspectivas que se vuelve posible gracias a criterios holísticos.

Postulados de la corriente holística

Esta perspectiva filosófica señala que los sistemas deben considerarse como un todo con sus respectivas partes integradas. Esto quiere decir que si estudiamos las partes del sistema por separado no podremos comprender cómo funciona de forma global. El holismo promueve el análisis del sinergismo que se genera entre las partes de un todo.

La corriente contraria al holismo en la filosofía es el reduccionismo, el cual señala que un sistema puede estudiarse y explicarse a partir de sus componentes. Otra corriente opuesta al holismo es el individualismo metodológico en las ciencias sociales. Este pondera la interpretación subjetiva sobre los hechos sociales mientras que el holismo señala la importancia de la matriz social en el comportamiento individual.

El origen de esta corriente filosófica se le atribuye a Aristóteles que al explicar la metafísica señaló que el todo es mayor a la suma de sus partes. Así nació el principio general de esta corriente de pensamiento que resume la idea principal. Como corriente filosófica, fue el estadista Jan Smuts el que concibió al holismo en 1926.

Formato para citar (APA)

“Holística” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/holistica/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *