Gastos

La palabra gastos se refiere a la cantidad de dinero que se gasta, los gastos son lo opuesto a los ingresos. Se trata de uno de los principales conceptos económicos en la contabilidad de una persona, una familia o una institución. Así, los gastos son toda suma de dinero que se destina al pago de bienes, servicios, impuestos, etc.

Los gastos pueden realizarse tanto en efectivo como a través de una cuenta bancaria u otra forma de pago. Por lo general consideramos como gasto al pago de servicios que tenemos contratados desde los básicos a los secundarios. Así, se consideran gastos el pago de la luz, el teléfono, el internet, entre otros servicios.

Además de los servicios, se consideran gastos la compra de bienes para satisfacer nuestras necesidades básicas o algún gusto. Esta clase de gastos hacen referencia a la economía individual o familiar, la economía empresarial es diferente. Las empresas cuentan con diversos gastos relacionados a la actividad que realizan y algunos se realizan pensando en futuras ganancias.

Los gastos representan la cantidad de dinero que gastamos al pagar bienes y servicios.

De esta manera, entre los gastos de una empresa se encuentran la compra de insumos o mercadería ya sea para producir algo o para revender. Estos gastos se pueden solventar con futuras ganancias al comerciar estos productos. Para ello se debe lograr vender la mercadería a un precio superior y en un período corto de tiempo.

En materia de contabilidad se siguen dos criterios cuando se tienen en cuenta los gastos efectuados. En primer lugar se encuentra el Principio de imagen fiel y el otro se denomina Principio de prudencia. El primero se refiere a la recolección de un gasto aunque no sea real, el segundo apunta a recolectar el gasto lo antes posible.

Los gastos también pueden denominarse egresos y se efectúan cuando cambiamos dinero por un bien, servicio o pagamos una deuda. De esta manera, los gastos representan una disminución en nuestro capital, lo contrario a los ingresos o ganancias. Así, los gastos pueden efectuarse al momento o bien pagar a crédito más tarde y hasta en cuotas.

Tipos de gastos

Ya hemos mencionado que el concepto de gastos es ampliamente utilizado en cuanto a contabilidad y economía. Por ello, es necesario mencionar que para la contabilidad existen tres tipos diferentes de gastos: En primer lugar se encuentran los gastos fijos, luego tenemos los gastos flexibles y por último los gastos discrecionales.

Los gastos fijos son todos aquellos que se realizan de forma regular para cubrir nuestras principales necesidades. Estos gastos se caracterizan por su periodicidad y por el hecho de no variar demasiado, como por ejemplo el pago de impuestos. En el caso de los gastos flexibles, también pueden ser regulares y necesarios, pero tenemos más control y resultan gastos voluntarios.

Lo que caracteriza a los gastos flexibles es que nosotros podemos decidir cuánto vamos a pagar. Por último se encuentran los gastos discrecionales que no responden a gastos necesarios y regulares, pero decidimos gastar en ellos. En este tipo se incluyen todos aquellos gastos que hacemos para darnos un gusto como ir al cine, por ejemplo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *