Erogación

Se conoce por erogación a la acción o producto de erogar. Erogar es un verbo que deriva del término erogatio del latín y significa distribuir o gastar recursos, generalmente económicos. En materia de contabilidad, se le llama erogación al desembolso de dinero por un bien o servicio obtenido.

Se trata de una palabra utilizada generalmente en temas financieros. Ya sea por parte de un gobierno, un negocio o una persona, la erogación se refiere a los gastos efectuados. Dicho gasto realizado puede ser necesario, indispensable o un simple derroche. Incluso puede estar relacionado a algún delito, fraude o caso de corrupción.

Como la erogación es un concepto propio de la contabilidad, se podría decir que es lo opuesto a las ganancias. Las ganancias representan una entrada de dinero en una economía particular. Sin embargo, las erogaciones representan los gastos de dinero que se realizan dentro de una economía.

erogacion

La erogación es un concepto económico referido a los gastos de dinero.

En materia de economía, lo más aconsejable es que exista cierto equilibrio entre las ganancias y las erogaciones. Si se producen gastos por encima del dinero disponible se genera endeudamiento. Por esta razón, lo más lógico es mantener una relación equilibrada de los gastos efectuados en base a las ganancias percibidas.

Si bien mantener un equilibrio entre ingresos y erogaciones es lo recomendable, es una instancia más bien ideal. En la economía pública suele suceder que las erogaciones son mayores que los ingresos. Aunque suene irresponsable, esto se hace en ocasiones para generar mayor demanda buscando superar una recesión.

El término erogación puede involucrar una serie de conceptos, tales como gastos, costes e inversiones. En contabilidad, se denomina erogación a varios tipos de egresos monetarios. Los mencionados anteriormente son los más comunes y conocidos, pero todos tienen que ver con la salida de dinero.

Clases de erogaciones

Mencionamos que las erogaciones se relacionan con gastos monetarios dentro de una economía determinada. A continuación expondremos los tipos de erogaciones más conocidos y utilizados.

  • Erogación complementaria: Este tipo de erogación es destinada a alguna causa o proyecto activo. Dicho proyecto o causa ya recibió con anterioridad alguna erogación, pero fue insuficiente. De ahí que necesite una nueva inversión para poder seguir funcionando.
  • Erogación contingente: Este tipo de gasto se realiza para cubrir una necesidad importante. Generalmente implica un gasto extraordinario, una cantidad considerable de dinero.
  • Erogación imprevista: Se trata de un gasto repentino, que no fue planificado y surgió inesperadamente. Dadas sus características, demanda una erogación forzosa a realizar prontamente.
  • Erogación especial: Estos gastos se consideran como “extras”, son muy parecidos a los complementarios, pero van surgiendo en el camino.
  • Erogación distributiva: En este sentido, la erogación hace referencia a la repartición de bienes de manera equitativa. El ejemplo más común de esta erogación se relaciona con la distribución de una herencia.
  • Erogación recuperable: Son gastos que se realizan con la certeza de ser recuperados. Los ejemplos más comunes de este tipo de erogación es un préstamo o una inversión.

Formato para citar (APA)

“Erogación” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/erogacion/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *