Esencia

La esencia puede definirse como el conjunto de características que describen a un ser o una cosa por lo que es. Esto quiere decir que la esencia son todos esos atributos invariables y permanentes que definen una cosa o persona. Por ejemplo: “Ojala siempre seas alegre y optimista, esa es tu esencia”.

Así como la esencia puede ser una serie de cosas que describen lo que algo es, también puede referirse a su característica o parte más importante. En este sentido, la esencia sería el corazón, el núcleo, la parte central y fundamental de una cosa. Por ejemplo: “Mozart decía que la esencia de la música es la melodía”.

La palabra esencia deriva del término essentia del latín que proviene del verbo en infinitivo esse y significa ser. También se relaciona con el verbo existir y describe ese rasgo distintivo y permanente de la naturaleza de algo. Es un concepto que hace referencia a aquello más importante y característico de una cosa, una persona, una idea.

La esencia señala la parte más característica o central de algo.

Ha sido un término de gran interés para algunas disciplinas a lo largo de la historia. La filosofía tradicional, por ejemplo, define a la esencia como sustancia y lo hace con un sentido doble. La sustancia primera se refiere al ser del individuo, el hecho de que existe y puede demostrar su existencia. Luego está la sustancia segunda que es de tipo lógica y puede enunciarse por medio de un discurso.

Siguiendo con la filosofía tradicional, esta disciplina considera que la esencia representa la identidad de las cosas. Este concepto contrapone lo que sería la esencia con la apariencia observable de una cosa o fenómeno. De esta manera, el concepto de esencia se ubica dentro de una realidad de tipo metafísica.

Como la metafísica no se considera una ciencia, el carácter real de la esencia se pone en discusión. Esto genera que la realidad de la esencia sea producto de la especulación y comienza a hablarse de una tendencia llamada esencialismo. Por esta razón, la filosofía define a la esencia como esa propiedad que conforma a un individuo o clase natural.

Evolución del concepto de esencia en la filosofía

Los filósofos de la antigüedad clásica como Platón, por ejemplo, consideraban la esencia como una idea en sentido metafísico. Esto se relaciona con la sustancia segunda antes mencionada donde se la toma como la forma inmutable de todo aquello material y sensible. Este concepto de esencia se encuadra desde un sentido metafísico, realista y trascendente a la vez.

Sin embargo, estos filósofos pensaban las ideas como una esencia aparte de lo real. Para ellos, las ideas constituyen modelos de aquellas cosas materiales aunque éstas no conforman el verdadero ser de las cosas. Otro pensador que tomó la esencia desde esta perspectiva fue Aristóteles, a quien se le atribuye introducir el concepto en esta doble dimensión.

Aristóteles señalaba que cuando buscamos el significado de una cosa apuntamos a su sustancia, su cualidad y demás categorías. Esto quiere decir que, de acuerdo a lo que buscamos definir podremos referirnos a cualquiera de esas nociones. Cuando decimos qué es un animal nos referimos a la sustancia, pero al describir un color señalamos su cualidad.

Formato para citar (APA)

“Esencia” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/esencia/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *