Saltar al contenido

Equitativo

El término equitativo señala todo aquello que tiene o cuenta con equidad, que resulta imparcial y justo. De esta manera, podemos describir como equitativo aquel hecho que cuenta con cierta proporcionalidad. En este sentido, lo opuesto a equitativo sería aquella cosa o hecho que resulta injusta o parcial.

Si aplicamos este término a las personas, nos referimos entonces a alguien con buena disposición, criterio y moral. Las personas equitativas buscan ser justas con los demás para dar a cada uno lo que le corresponde. Por otra parte, en una sociedad ser equitativos entre sí favorece la convivencia armónica.

Entonces, podemos decir que la equidad se trata de una cualidad o disposición que lleva a las personas a ser justas con los demás. Esto se refleja en un trato amable e igualitario con todos así como darle a cada persona lo que se merece. Como tal, la equidad es algo a lo que deberíamos aspirar para que todos sean tratados de forma justa e igualitaria.

Lo equitativo describe aquello que tiene equidad, que resulta igualitario.

En economía, se habla de equidad cuando existe una distribución equitativa de recursos o riquezas. También se puede hablar de equidad cuando los precios de bienes y servicios se relacionan moderadamente con los salarios. Por el contrario, si los precios de algún producto son exagerados para obtener la mayor rentabilidad posible no existe una economía equitativa.

También se habla de equidad con respecto al género, es lo que se conoce como equidad de género. Este concepto hace referencia y promueve que las mujeres tengan los mismos derechos y oportunidades que los hombres. En este sentido, la equidad de género apunta a un trato igualitario de ambos sexos en todos los ambientes sociales.

Esta lucha por un trato equitativo de ambos géneros demuestra un logro y avance histórico. En otras épocas las mujeres estaban relegadas a la vida hogareña y a las órdenes de los hombres. Aún se sigue luchando por conseguir un trato igualitario para los dos géneros en todos los sentidos.

Aspectos a tener en cuenta

La falta de equidad en una sociedad siempre puede generar todo tipo de desórdenes, injusticias y malestares sociales. Por eso lo ideal sería empezar con la equidad desde uno, tratando a todos los demás igualmente. Esto conlleva no discriminar a nadie por su edad, género, origen, religión, sexualidad, ni cualquier otra razón.

Sumado a esto, también debería ser una política estatal el promover la equidad y la igualdad en una sociedad. Ya sea que hablemos de equidad económica, política o social, lo ideal es que se promueva desde el mismo Estado. Esto impactará directamente una sociedad más equitativa e igualitaria en todos esos aspectos y logrando una convivencia armónica.

Así podemos hablar de equidad económica cuando existe una distribución igualitaria de riquezas sin injusticia social. Por otra parte, un desarrollo equitativo se refiere a un proceso realizado de forma equilibrada. Como tal, dicho proceso suele llevarse a cabo en un contexto ambiental o social, uno uso sustentable de recursos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *