Volumen

El concepto de volumen se refiere al espacio que ocupa un cuerpo. En este sentido, podemos decir que el volumen señala las medidas en tres dimensiones del espacio que ocupa dicho cuerpo. Así, el volumen se considera una magnitud métrica de tipo escalar empleada para definir las dimensiones antes mencionadas.

Las dimensiones que contempla el volumen al medir el espacio que ocupa un cuerpo son las siguientes: altura, ancho y longitud. Teniendo en cuenta estas dimensiones podemos decir que cada cuerpo físico ocupa un espacio determinado en relación a sus proporciones. Así, el volumen se determina a partir de la medida de esas proporciones que definen al cuerpo en cuestión.

De esta manera, si deseamos calcular el volumen de un objeto debemos multiplicar las dimensiones que lo caracterizan. Así, la ecuación sería algo así: Volumen = longitud * ancho * altura. Si lo que se mide es un objeto sólido geométrico se contemplan otras dimensiones como la altura o el área, por ejemplo.

El volumen representa el espacio que ocupa un objeto o sustancia.

Otro aspecto a considerar a la hora de calcular el volumen de un objeto son su temperatura o el estado de agregación de la materia. Esto se debe a que dichos factores pueden llegar a afectar el volumen normal del objeto. El estado de la materia es fundamental porque los objetos líquidos y gaseosos, por ejemplo, no cuentan con un volumen fijo y tienden a adaptarse.

Existen distintas unidades de medida para calcular el volumen de ciertas sustancias, por ejemplo. En el ámbito culinario, el volumen de ciertos ingredientes se mide en metros cúbicos y en litros. Los litros sirven para medir el volumen de las sustancias fluidas, aunque tanto los litros como los metros cúbicos son medidas equivalentes.

Sin embargo, es importante mencionar que las unidades de medida varían de acuerdo al sistema que se utiliza en cada lugar. De esta manera, el sistema anglosajón mide el volumen en pies, pulgadas y/o yardas cúbicas. Mientras que las sustancias fluidas y/o líquidas se miden en barriles, galones o pintas.

Características y otras medidas

Ya mencionamos algunas unidades de medida empleadas para calcular el volumen de ciertas sustancias. Aunque antes mencionamos los litros y metros cúbicos, a la hora de cocinar también se usan medidas en base al instrumento empleado. Así, resulta frecuente medir el volumen en cucharadas, pizcas o tazas incluso.

En los laboratorios, en cambio, el volumen de los fluidos se mide con probetas y vasos precipitados. Para las sustancias sólidas, por su parte, su volumen se mide sumergiendo una probeta con agua y luego introduciendo el objeto sólido. Esto sirve para calcular el aumento del volumen conjunto, así se restan los volúmenes finales e iniciales para obtener el volumen añadido.

El concepto de volumen se encuentra ampliamente relacionado al de capacidad, sobre todo con aquellas sustancias que adaptan su volumen al recipiente en el que se encuentran. Cuando hablamos de capacidad nos referimos a la proporción que tiene algo para contener otra cosa. También se relaciona este término con la intensidad o potencia que tiene un sonido.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *