Vidrio

El vidrio se trata de una sustancia transparente que se obtiene al fundir sílice con potasa. Esta sustancia se caracteriza por su textura dura pero que resulta frágil a los golpes, además de su transparencia. Por lo general, se emplea vidrio para fabricar lentes, materiales de construcción como ventanas y hasta recipientes.

Podemos definir al vidrio como un material inorgánico que resulta amorfo, duro, frágil y transparente. El vidrio puede presentar una forma regular, como sucede con las ventanas, o bien moldearse con otra forma como sucede con una lente o una copa, por ejemplo. Este material se produce al fundir arena silícea con caliza y carbonato de sodio que luego se moldea a temperaturas muy altas.

El vidrio puede usarse para elaborar distintos objetos aunque lo más frecuente son materiales de construcción como puertas y ventanas. Sin embargo se lo usa mucho para crear objetos de vajilla como vasos, botellas y fuentes. Resulta muy común que se confunda al vidrio con el cristal pero difieren en que el cristal es un sólido cristalino, mientras que el vidrio es un sólido amorfo.

El vidrio es un material inorgánico transparente con el que se elaboran distintos objetos.

En la historia del hombre, el vidrio se viene utilizando desde la antigüedad, cuando los hombres primitivos usaban obsidiana. La obsidiana es considerada un tipo de vidrio natural, incluso al tratarse de una roca ígnea volcánica. Así, los hombres primitivos usaban esta piedra al elaborar sus elementos de caza como cuchillos y puntas de flecha.

Con el transcurso del tiempo se fue popularizando cada vez más el empleo y elaboración de vidrio. Incluso se lo empleaba en el Antiguo Egipto y la Mesopotamia como un objeto decorativo para elaborar joyería. Así, los collares que usaban entonces contaban con cuentas de vidrio, se estima que fueron los primeros productos de vidrio en la historia.

Si bien existen distintas formas de elaborar vidrio, una de las más populares es la que se denomina soplado. Esta técnica se caracteriza por ser artesanal y crear burbujas de vidrio fundido a través de un tubo metálico por donde se sopla. La técnica de soplado se usa principalmente para elaborar bombillas e incluso botellas de vidrio.

Características y usos

Los elementos elaborados en vidrio se caracterizan por ser reciclables y reutilizables. Esto implica que se lo puede reciclar todas las veces que uno desea y hasta resulta más económico que volver a fabricarlo. Otra ventaja de su carácter reciclable es que no pierde ninguna de sus propiedades y hasta supone un menor gasto de energía.

El vidrio también puede fabricarse de distintas tonalidades además del transparente característico. Los vidrios de colores siguen siendo translúcidos a pesar del tono que se les añade (los más comunes son azules, verdes o marrones). Para reciclar cualquier tipo de vidrio se debe contemplar el tipo y hasta el color de vidrio del que se trata.

A pesar de ser un material inorgánico, se puede obtener de forma artificial e incluso natural. La forma artificial implica la acción humana y para ello se lo debe combinar con los elementos antes mencionados.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *