Superación

La palabra superación hace referencia a la acción de superar algo o superarse a uno mismo. En este sentido, puede referirse a vencer alguna dificultad u obstáculo que nos tenía estancado o el solo hecho de mejorar en algún sentido. El concepto de superación personal puede señalar tanto a un aspecto del carácter, de nuestras relaciones o bien en el ámbito profesional.

Así como hemos mencionado, la superación puede hacer referencia al hecho de mejorar ciertas cualidades a nivel personal. Se trata de un proceso que se realiza de forma interna y personal, una especie de crecimiento personal. Se relaciona con el hecho de poder enfrentar ciertas cuestiones o situaciones típicas de la vida.

La superación puede traducirse en cumplir ciertas aspiraciones, metas o sueños que uno se propone en la vida. Aunque algunas personas asocian el cumplimiento de logros personales con posesiones materiales, estos son más bien cuestiones abstractas. Aunque en algunos casos la superación personal puede representarse con algo material como un premio o trofeo.

La superación se refiere a cumplir alguna meta propuesta.

Sin embargo, la mayoría de las veces, las posesiones materiales demuestran nuestro poder adquisitivo desde una perspectiva económica. Aunque en cierta forma eso demuestre que hemos superado ciertos aspectos sociales, no necesariamente es lo mismo que la superación personal. Este concepto se asocia más con el lograr algo que nos proponemos o bien vencer algún obstáculo o problema que nos evitaba avanzar.

Podríamos decir que el concepto de superación se basa más en otros aspectos totalmente opuestos a las cuestiones materiales. Tal como señalamos, la superación personal se trata de un proceso interno, son metas que logramos alcanzar o sobrepasar. También sirve para señalar el final de una etapa y el comienzo de una nueva, superar un momento específico de nuestra historia.

Relacionado con esto último que hemos señalado podemos mencionar ciertos momentos históricos que significaron una marcada superación. Entre ellos podemos mencionar el fin del apartheid en Sudáfrica o bien la caída del muro de Berlín. Ambos momentos históricos marcaron el final de una era, la superación de un conflicto que se extendió durante muchos años.

La superación personal

Tal como hemos señalado, la superación personal hace referencia al cumplimiento de metas o al hecho de vencer algún obstáculo. Así, un claro ejemplo de superación personal es el de aquellas personas que logran sus objetivos a pesar de las propias limitaciones. Esto quiere decir que la persona es capaz de aprovechar todo su potencial para superar los obstáculos propios y ajenos.

Pero también podemos hablar de superación personal en casos donde alguien debe afrontar problemas emocionales. En estos casos la persona debe lidiar con sus propios sentimientos o bien con una relación interpersonal complicada. Un claro ejemplo de esto sería cuando alguien debe superar una relación de pareja poco saludable.

Cualquiera sea la circunstancia que uno debe superar, lo principal para lograrlo es nuestra propia fuerza de voluntad. Con un poco de voluntad, constancia e incluso un poco de obstinación podemos superar lo que sea. Aquí también ayudan la confianza en uno mismo y la perseverancia en todo lo que uno se propone.

Etiquetas:s

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *