Saltar al contenido

Prioridad

La prioridad hace referencia a la preferencia que se siente sobre algo o alguien por encima de otras. Entonces, hablamos de prioridad cuando se trata de algo que consideramos más importante que otra cosa. También sirve para señalar el orden que ocupa algo en relación con otros elementos.

Para calificar el sentido de prioridad de algo lo comparamos con elementos semejantes. Aunque detallar su prioridad es una forma de jerarquizar la importancia que le damos a esos elementos entre sí. De esta forma, la prioridad goza con preferencia y un tratamiento especial en comparación.

A la hora de elegir qué cosa resulta prioritaria consideramos sus distintas características y qué es más importante. De cualquier manera, la prioridad siempre surge de una comparación entre dos o más elementos. Se trata de seleccionar una de estas opciones a la cual le daremos mayor atención, o a la única que atenderemos.

La prioridad tiene que ver con la importancia que le damos a algo.

Por ello, podemos decir que la prioridad tiene ciertas connotaciones subjetivas ya que cada uno tiene sus preferencias. En este sentido, las personas priorizan algunas cosas o personas dependiendo de sus intereses, necesidades, sentimientos, etc. Esto explica por qué las personas tienen distintas prioridades, algunas son más emocionales, otras más pragmáticas.

Pero también podemos mencionar algunos factores que influyen a la hora de determinar nuestras prioridades. Entre los principales factores se encuentran el dinero y el tiempo, son los más relevantes y determinantes. Estos factores nos ayudan a jerarquizar las tareas y actividades a realizar para organizar nuestras prioridades.

Determinar nuestras prioridades significa decidir qué cosas son más importantes para nosotros. Así solemos priorizar ciertas cosas en base a nuestros intereses, nuestro dinero, nuestro tiempo o nuestras necesidades. Incluso podemos destinar nuestro tiempo y dinero a priorizar ciertos intereses o necesidades sobre otros.

Una forma de jerarquizar cosas

Tal y como venimos mencionando, las prioridades consisten justamente en determinar qué resulta más importante. Las prioridades también varían de acuerdo al ámbito o situación en la que nos encontramos. Por ejemplo, en lugares públicos suelen darle prioridad a las personas discapacitadas, de edad mayor, embarazadas y madres con niños pequeños.

Esta prioridad se encuentra en establecimientos de atención pública como hospitales o bancos. Incluso los primeros asientos del transporte público están reservados con prioridad para personas discapacitadas, mayores y madres. Esto no quiere decir que otras personas no puedan usarlos, sino que deben ceder el lugar en caso de haber personas con dicha prioridad.

También hemos mencionado el carácter subjetivo de las prioridades, las que establecemos de forma muy personal. En este sentido, solemos considerar cuestiones como nuestras creencias, experiencias y valores para determinarlas. Algunas personas priorizan cuestiones como su carrera profesional, otros priorizan su vida familiar y otros priorizan sus hobbies e intereses, por mencionar algunos ejemplos.

Por último, cabe mencionar que las prioridades no son necesariamente fijas e inamovibles. Con esto nos referimos a que las prioridades pueden cambiar con el tiempo de acuerdo a los factores que ya hemos mencionado. También ocurre que nuestra situación cambia y con ella también las prioridades que tenemos en cada momento.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.