Longanimidad

Se conoce por longanimidad a la relación entre la constancia y la perseverancia ante las adversidades. Se trata de una virtud, un estado de ánimo que no se deja avasallar ante los obstáculos o los reveses que pueden surgir. La palabra longanimidad deriva de los términos longus y animus del latín que significa largo sufrimiento.

El concepto de longanimidad puede estar relacionado con los de generosidad, benignidad y clemencia. Se trata de un carácter constante y perseverante, que no se rinde y sigue adelante a pesar de las contrariedades. Desde una perspectiva religiosa, la longanimidad se cree producto del Espíritu Santo.

El cristianismo considera a la longanimidad como un aspecto de las personas creyentes que surge a partir del Espíritu Santo. Este carácter se relaciona con la fe de los creyentes, la cual se mantiene firme durante toda su vida. La longanimidad religiosa se conjuga con la paciencia, el autodominio, la paz, el amor y la tolerancia.

longanimidad

La longanimidad es la virtud de mantener la calma ante las adversidades.

Los cristianos consideran que es gracias al carácter de longanimidad que evitan aburrirse o lamentarse sobre el bien esperado. De esto también deriva la paciencia cuando el bien que se lleva a cabo ocurre de forma lenta o tiene una duración larga. Lo mismo se traslada si se trata de cosas negativas, sufrimientos, provocaciones.

Algunas citas bíblicas se refieren al Espíritu Santo como el dador de todas estas virtudes. Por ejemplo, en el libro de Gálatas 5:22-23, Pablo dice lo siguiente: “En cambio, la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad, humildad y control propio.”

La longanimidad es un estado de ánimo que permanece elevado a pesar de las dificultades que pueda enfrentar. Así podemos decir que una persona posee longanimidad si no tiene buena fortuna y se enfrenta a situaciones dificultosas sin perder las ganas de seguir adelante.

Cualidades de la longanimidad

Ya hemos mencionado que el concepto de longanimidad se relaciona con cualidades tales como: La perseverancia, la fortaleza, la paciencia, la tolerancia, la generosidad, etc. Una persona demuestra su cualidad de longanimidad cuando se mantiene optimista a pesar de atravesar dificultades.

Para los cristianos, la longanimidad tiene que ver con mantener la fe y fidelidad con el Señor a pesar de las adversidades. Esto quiere decir que los verdaderos creyentes no pierden su fe aunque les toque atravesar situaciones difíciles. El cristianismo atribuye al Espíritu Santo el don de la longanimidad, se cree que fue éste el que les brindó esta cualidad a los creyentes.

Según citas bíblicas, la longanimidad hace referencia a la fortaleza, la paciencia y la entereza de ánimo ante las pruebas, adversidades y provocaciones a las que la misma vida nos enfrenta. La idea de longanimidad implica confiar en Dios y en los designios que provee; las dificultades, adversidades, tentaciones ponen a prueba nuestra longanimidad. Es por eso que ante estas situaciones debemos mantener la calma, ser persistentes y seguir teniendo fe en Dios.

Sinónimos de longanimidad

entereza, temple, perseverancia, firmeza, ánimo, fortaleza

Antónimos de longanimidad

debilidad, flaqueza

Formato para citar (APA)

“Longanimidad” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/longanimidad/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *