Compañerismo

Se conoce por compañerismo al tipo de relación amistosa, solidaria y colaborativa entre personas compañeras y/o colegas. El compañerismo es un vínculo que nos une a las personas con las que compartimos un espacio en común. Podemos tener compañeros de vivienda, compañeros de estudio, compañeros de trabajo, etc.

Cuando hablamos de compañeros nos referimos a personas que se unen en un grupo o equipo con un fin en común. Por ejemplo: “El trabajo práctico que nos pidieron en la facultad nos salió excelente gracias al compañerismo que hay en nuestro grupo”. Así se entiende que el compañerismo se basa en una relación de apoyo donde todos los miembros suman algo al conjunto.

El concepto de compañerismo se basa en una buena relación complementaria y armoniosa entre compañeros. Para que exista compañerismo entre un grupo de personas debe haber respeto, buena comunicación y trabajo en equipo. No todos los compañeros mantienen relaciones de compañerismo positivo y productivo.

El compañerismo es la relación de apoyo, respeto y solidaridad entre compañeros.

Algunos compañeros no se llevan bien por más que se los fuerce a compartir un mismo espacio y trabajar en conjunto. Una relación de compañerismo debe trabajarse y nutrirse, cada miembro del grupo debe añadir su granito de arena. El compañerismo se funda gracias a actitudes solidarias y consideradas entre los compañeros.

Para que en un grupo existan relaciones de compañerismo depende mucho de las personalidades de cada uno de ellos. Esto condiciona cómo se relaciona con los demás y cómo se llevan los unos con los otros. Las relaciones entre compañeros son de suma importancia para que exista compañerismo.

Actitudes negativas como la envidia, los celos y la competencia suelen perjudicar las relaciones entre compañeros. Esto lleva a las personas a ser egoístas y no interesarse por la situación de los otros, solo se preocupan por sí mismos. Cuando esto sucede no se prestan las condiciones para generar relaciones de compañerismo.

Características y condiciones del compañerismo

Las relaciones de compañerismo son de vital importancia dentro de una institución. Cuando trabajamos en conjunto con otras personas es necesario lograr cierta conexión para obtener mejores resultados. Cuando las personas trabajan en equipo, dividiendo tareas y dando lo mejor de sí mismas es más probable que el resultado sea exitoso.

El compañerismo se basa en una relación de cohesión entre los miembros de un grupo o equipo. Cuando las personas logran combinar sus potenciales de manera armoniosa y productiva, el compañerismo se vuelve algo natural. Las actitudes de compañerismo se notan en pequeños gestos, en ayudarse mutuamente con vistas en el objetivo.

Cuando los compañeros comparten ciertos valores, ideas, reglas y objetivos es más probable que exista compañerismo entre ellos. Esta sinergia entre los miembros de un grupo los lleva a trabajar mejor de manera conjunta y lograr sus objetivos. Tener una relación de compañerismo también facilita el trabajo diario y alivia el clima laboral.

Para que el compañerismo surja en un grupo de compañeros deben relacionarse entre ellos. Al relacionarse es importante que sean respetuosos, cordiales, solidarios, pacientes, tener la mente abierta y estar bien predispuestos. Si se relacionan demostrando actitudes negativas o mala predisposición el clima de trabajo se vuelve pesado e incómodo.

Formato para citar (APA)

“Compañerismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/companerismo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *