Imprudencia

La imprudencia puede definirse como la falta de prudencia, también describe una acción o dicho imprudente. Así, podemos decir que la imprudencia se encuentra relacionada con cierta falta de precaución al decir o hacer algo. Puede deberse a un descuido, una omisión o bien al olvido a la hora de hacer algo de la forma correspondiente.

Por lo general, la imprudencia tiene que ver con descuidos o bien errores que uno comete sin darse cuenta. Sin embargo, cabe mencionar que varios hechos imprudentes pueden considerarse como un delito de ser hechos a propósito. Así, se le suele llamar imprudencia a cierta omisión en el desempeño de una tarea cuando se omiten las precauciones debidas.

En este sentido, la imprudencia puede relacionarse con la negligencia y en estos casos no hay excusas que valgan. De esta manera, la imprudencia se traduce como cierto desdén por las precauciones o instrucciones básicas a la hora de realizar cierta actividad. Incluso se considera algo punible en materia de derecho para que sirva de advertencia o bien prevenirla.

La imprudencia tiene que ver con cometer algún descuido al hacer algo.

Con respecto a esto último, el Código penal contempla como delitos las acciones y omisiones imprudentes. Sin embargo, cada legislación detalla cuándo resulta punible una acción imprudente y qué castigos le corresponden. De esta manera, se califica ciertos delitos por imprudencia cuando se producen por descuidos o negligencia.

Teniendo en cuenta que la imprudencia se trata de lo opuesto a la prudencia, cabe hablar sobre este otro concepto. Desde los tiempos antiguos se considera a la prudencia como una especie de virtud que nos ayuda a diferenciar las acciones virtuosas de las que no lo son. Así, se llegaba a considerar a la prudencia como una de las virtudes más importantes.

Siguiendo con esta idea, cabe mencionar que la prudencia nos permite ser conscientes de nosotros mismos y todo lo que nos rodea. Se trata de la virtud que nos permite actuar de forma responsable y correcta. Por lo tanto, la imprudencia nos lleva a ser irresponsables y a cometer errores debido a un despiste o descuido.

La imprudencia como delito

Ya mencionamos que en ciertos casos la ley contempla ciertos delitos causados por imprudencia. En estos casos se detallan cuándo se los considera de esta manera y qué pena o castigo corresponde en cada caso. Por lo general, la imprudencia punible se trata de una infracción o negligencia cometida por no ser precavido o bien incumplir un deber.

Cuando una acción imprudente se castiga por ley se debe a que dicha acción ha provocado cierto daño que se encuentra contemplado en las leyes. Así, el derecho califica a la imprudencia como una especie de culpa o bien cierto grado de culpabilidad. Sin embargo, se trata de una culpa que no se hace a voluntad como es el caso de los delitos dolosos.

Lo ideal es que siempre actuemos a conciencia y de forma responsable para evitar cometer cualquier tipo de daño o delito. Los delitos por imprudencia se caracterizan por su falta de intencionalidad a la hora de cometerlos.

Sinónimos de imprudencia

descuido, irresponsabilidad, omisión

Antónimos de imprudencia

cautela, prudencia, sensatez

Etiquetas:i

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *