Despotismo

El despotismo es un concepto político que describe un gobierno absoluto que no respeta las leyes. Un despotismo se caracteriza por hacer abuso de la fuerza y el poder que tienen los dirigentes sobre el resto de la sociedad. El origen de este concepto se encuentra relacionado con algunos gobiernos monárquicos de Europa propios del siglo XVIII.

Históricamente, las monarquías europeas calificadas como despotismos se caracterizaron por el poder absoluto de sus reyes. En reiteradas oportunidades, los reyes haciendo uso de este poder impulsaron medidas que buscaban educar al pueblo. A este hecho histórico se lo conoce como despotismo ilustrado y se caracterizó por promover la figura del hombre honesto.

Esta figura que representaba el despotismo ilustrado se basaba en una serie de aspectos. Así, el “hombre honesto” debía ser intelectual, aficionado a las artes y financiar a los artistas, eran innovadores en temas políticos y racionalistas cultivados. Por lo general, los monarcas del despotismo ilustrado mantenían estrechas relaciones con filósofos como Diderot y Voltaire.

El despotismo es una forma de gobierno donde la figura de autoridad abusa de su poder absoluto.

Dentro del despotismo ilustrado se destacan principalmente dos reinados: El español de Carlos III, el portugués de José I o el ruso de Catalina II. Las bases del despotismo ilustrado se encuentran en el modelo del rey filósofo que propusieron pensadores como Rousseau y Voltaire. Por esta razón, esta forma de gobierno se popularizó durante esta época con varios de los soberanos europeos.

Lo que caracterizó estos despotismos fueron las distintas reformas que impulsaron estos soberanos. Las reformas abarcaron diferentes áreas de la sociedad desde temas relacionados con la agricultura y la educación hasta la libertad de prensa, el ámbito jurídico e incluso la religión. En muchos casos estas reformas representaron claros avances para la época pero se introdujeron de forma absoluta.

A raíz de estas reformas que impulsaron los monarcas haciendo uso de su poder absoluto, surgieron las protestas del pueblo. En muchos casos la gente no estaba conforme con estas medidas que forzaban los monarcas y hasta protestaron o se amotinaron contra sus reyes.

El concepto político de despotismo

Tal como mencionamos en un principio, el despotismo es una forma de abuso de autoridad o poder sin límites de ningún tipo. Esto quiere decir que la persona o institución que se encuentra a cargo ejerce su poder de forma absoluta. Sus mandatos se encuentran por encima de las leyes o cualquier otro poder.

En los casos de despotismo resulta evidente que el poder sobrepasa a la razón y por esta razón los mandatos del gobernante son más importantes que las mismas leyes. Por lo general, el despotismo se encuentra estrechamente relacionado a gobiernos absolutistas, dictatoriales, tiránicos y totalitarios.

Aunque históricamente el despotismo se relacionaba con gobiernos reformistas, en la actualidad cuenta con un carácter negativo. Así como señalamos antes, el despotismo se encuentra en el corazón de los gobiernos que hacen abuso de poder. Se trata de gobiernos antidemocráticos que ejercen la fuerza contra el pueblo y carecen de oposición alguna.

Sinónimos de despotismo

absolutismo, dictadura, totalitarismo

Antónimos de despotismo

democracia

Formato para citar (APA)

“Despotismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/despotismo/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *