Clase social

El concepto de clase social hace referencia a una forma de estratificar socialmente grupos de individuos a partir de ciertas características y rasgos. Por lo general, las clases sociales se clasifican principalmente de acuerdo a su nivel socioeconómico. En este sentido, la clase social a la que uno pertenece depende de su poder adquisitivo y su posición social.

La clasificación social también puede contemplar otros aspectos como la ideología, las costumbres o los intereses que los caracterizan. De esta manera, las clases sociales sirven para reunir en un mismo grupo a los miembros de la sociedad que comparten características semejantes. Esto quiere decir que los miembros de una clase social tienden a compartir las mismas afinidades, costumbres, ideas y situaciones económicas.

A pesar de los diferentes factores que sirven para determinar las distintas clases sociales, el criterio económico resulta ser decisivo en estos casos. Esto diferencia a las clases sociales de otras formas de estratificación como lo son las castas, por ejemplo. En la estratificación social por castas la pertenencia a cada una suele vincularse más a factores hereditarios.

El concepto de clase social estratifica grupos de individuos que tienen ciertos rasgos en común.

La división social por clases surgió a partir de la Revolución Industrial y se instaló como el nuevo sistema de estratificación social. Su predecesor fue la división por estamentos que era el sistema propio del Antiguo Régimen y se originó en el Feudalismo. Lo que diferencia a estos sistemas es la posibilidad de movilidad social de las clases frente a los estamentos.

Cuando hablamos de movilidad social nos referimos a que alguien de clase baja puede ascender a una clase superior y viceversa. En el sistema de estamentos no existía este tipo de movilidad, la gente de clase baja nunca llegará a pertenecer a la nobleza. Y por lo general, la gente de la nobleza no perdía su título aunque cayera en desgracia.

Las clases sociales se dividen en clase baja, clase media y clase alta y se cree que los miembros de cada grupo presentan intereses comunes. Aunque también pueden tener en común el tipo de bienestar social o poder político, lo que conforma su estrategia social.

Las clases sociales

Ya hemos mencionado cómo se clasifican y dividen las clases sociales, ahora vale aclarar cómo se componen las mismas. Por lo general, la clase baja es aquella en la que se agrupan las personas desocupadas o que trabajan de forma informal, los empleados domésticos y los obreros.

En la clase media se encuentra compuesta por los comerciantes, los profesionales y trabajadores independientes. Mientras que la clase alta es aquella compuesta por dueños de empresas u otros medios de producción, la dirigencia política, artistas prestigiosos, ejecutivos y profesionales de éxito.

Tal como podemos observar, esta clasificación se centra en el poder adquisitivo y la situación laboral de los individuos. También vale aclarar que aunque los miembros de una clase social tengan ciertas costumbres o un estilo de vida determinado, su clase social se define más por el aspecto socioeconómico. A pesar del carácter de movilidad social, las clases sociales también tienen un gran factor hereditario.

Etiquetas:c

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *