Bullying

Bullying es una palabra del idioma inglés que se ha comenzado a utilizarse universalmente para hablar del acoso escolar. Este tipo de violencia es generado dentro de las instituciones educativas de enseñanza básica y media por los mismos estudiantes, siendo los casos más comunes aquellos que ocurren durante el periodo de la preadolescencia. Si bien el maltrato comienza dentro de la esfera escolar, gracias a las nuevas tecnologías de la contemporaneidad esta clase de situaciones se ha extendido hacia el universo web, por lo que es común hablar de ciberacoso.

Para que un acto de agresión hacia un estudiante sea considerado bullying debe cumplir con un par de características. En primer lugar, el acoso escolar supone la existencia de dos bandos bien diferenciados: por un lado, se encuentra el agresor, que puede verse acompañado por uno o más compañeros que conforman su círculo íntimo de amigos o bien, por la complicidad y la inacción de la totalidad de la clase; mientras que, por el otro lado, se encuentra la víctima, generalmente desprovista de compañía que lo ayude a afrontar el problema.

bullying-679274_1280

Bullying

En segundo término, lo que nos permite distinguir una simple broma de un auténtico caso de bullying es su duración en el tiempo. Esto significa que no se trata pues de una burla pasajera, sino que estamos hablando de agresiones tanto físicas como psicológicas que tienen una duración prolongada. Por esta razón, conforman un aparato organizado de tortura sistemática, el cual, de no ser detenido a tiempo mediante la intervención de adultos profesionales del área de la enseñanza y la psicopedagogía, puede tener efectos muy negativos en la víctima.

Generalmente, este tipo de actividades se relacionan únicamente con la agresión verbal y física. No obstante, es preciso comprender que éstas son sólo una de las tantas maneras de exteriorizar las frustraciones de un conjunto de estudiantes sobre uno de sus compañeros. Existen además otro tipo de torturas de carácter psicológico que se han vuelto más protagónicas al momento de hablar de bullying, siendo las más frecuentes el bloqueo social y el hostigamiento.

El bloqueo social consiste en marginar socialmente a la víctima del resto de sus compañeros. Esto se evidencia a través de la exclusión del niño de los equipos de trabajo o de la prohibición de jugar a un juego específico, actos llevados a cabo por un grupo de alumnos y reproducidos por conformidad o miedo por parte de toda la clase. Esta clase de bullying también se manifiesta cuando alguien decide meterse con la víctima con el objetivo de exponer su llanto delante de todo el grupo, lo que hace que este niño comience a ser visto como alguien débil o estúpido.

La otra forma de practicar el bullying es mediante el hostigamiento. En este caso, se trata de perseguir de manera constante a la víctima con burlas de todo tipo, que incluyen las faltas de respeto, la ridiculización pública, la aplicación de apodos crueles o las imitaciones denigrantes. Esta alternativa de bullying es una de las más difíciles de frenar sin la ayuda de los adultos del entorno, pues numerosas veces acaban con el deterioro psicológico del alumno, quien puede comenzar a manifestar angustia, nerviosismo o pensamientos autodestructivos.

Sinónimos de bullying

acoso, violencia escolar, intimidación

Antónimos de bullying

compañerismo, solidaridad, respeto

Formato para citar (APA)

“Bullying” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/bullying/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *