Bienestar físico

El concepto de bienestar físico hace referencia al cuidado y fortalecimiento de nuestro cuerpo. En este sentido, es importante señalar que un bienestar completo incluye tanto el cuidado físico, mental y emocional. De esta forma, el bienestar físico se centra en nuestra salud para asegurar que nuestro organismo funcione correctamente.

Así podemos decir que el concepto de bienestar físico se encuentra estrechamente relacionado al de salud. Cabe mencionar que la salud es definida por la OMS (la Organización Mundial de la Salud) como el estado de bienestar general. Dicho estado se asocia comúnmente con lo opuesto a la enfermedad, pero también contempla el bienestar físico, mental y social.

Cuando nuestra salud física se encuentra en óptimas condiciones podemos realizar todas las actividades que nos proponemos. También nos permite practicar todo tipo de habilidades que a su vez ayudan a nuestro bienestar en general. El bienestar físico contempla la alimentación y nutrición, la actividad física, controles médicos regulares, entre otros.

El bienestar físico apunta al cuidado y salud del organismo.

Además podemos decir que lograr un bienestar físico también depende de educarnos sobre un estilo de vida saludable. Nuestro bienestar físico entonces nos hará gozar de buena salud y energía para afrontar la vida. En cierta forma, el bienestar físico impacta en los otros estados y viceversa, nuestra salud es una interrelación entre estos estados de bienestar.

Algunos factores que pueden afectar nuestro bienestar físico incluyen el estilo de vida que llevamos. Pero también pueden afectar nuestra salud física cuestiones genéticas, el entorno en el que vivimos o trabajamos, etc. Sin embargo, contar con bienestar físico depende de nosotros mismos, de comprometernos con nuestra salud y ser constantes.

Para alcanzar y mantener el bienestar físico podemos realizar las siguientes acciones: Alimentarse de forma balanceada y saludable, dormir bien, llevar un estilo de vida armonioso, realizar ejercicio físico y hacerse controles médicos regulares. Si incorporamos todas estas acciones a nuestra rutina lograremos cuidar y fortalecer nuestro cuerpo, lo que es igual a contar con bienestar físico.

Importancia del bienestar físico

Atender nuestro bienestar físico nos sirve para sentirnos con más energía y menos cansados. A la vez nos mejora el estado anímico, la confianza y nos hace sentir más fuertes. Entre sus impactos en la salud general podemos mencionar que sirve para evitar todo tipo de enfermedades.

La alimentación saludable y el ejercicio físico son claves a la hora de alcanzar y mantener nuestro bienestar físico. Debemos mantener una dieta equilibrada que incluya los distintos nutrientes que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente. Mientras que el ejercicio puede incluir desde salir a caminar, correr, realizar ejercicios aeróbicos, yoga o algún deporte.

Incorporar hábitos saludables a nuestra alimentación no quiere decir que debemos privarnos de comer cosas ricas. Lo ideal es añadir alimentos que sean ricos en nutrientes y contienen menos grasas saturadas como alimentos integrales, más frutas y verduras. Evitar las grasas animales y las frituras, reducir el consumo de alcohol y gaseosas, entre otras.

Etiquetas:b

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *