Saltar al contenido

Afiche

El término afiche hace referencia a una impresión utilizada con fines informativos, propagandísticos o publicitarios. Los afiches pueden variar en tamaño y por lo general se pegan en las paredes o se colocan en cárteles para ese fin. Estos afiches o carteles se colocan en lugares públicos para comunicar información relevante sobre algo.

De esta manera, existen muchas razones para emplear un afiche como medio de información. Así, con afiches podemos informar desde el horario de atención de un local u oficina, los requisitos para realizar un trámite o difundir un evento próximo. Por estas razones, los afiches deben tener un tamaño considerable y resultar llamativo para que la gente lo lea.

Además de la información y las dimensiones del afiche, hay que considerar otros factores para que resulte efectivo. En primer lugar hay que contemplar el diseño del mismo, un afiche llamativo y original resulta interesante. Pero siempre hay que considerar el mensaje que transmite el afiche y el objetivo que perseguimos al elaborarlo.

Un afiche es un cartel diseñado para informar sobre alguna cosa.

Por otra parte, hay que elegir una buena ubicación para el afiche, para que no pase desapercibido y llegue al público. Este tipo de cartel es el más utilizado a la hora de hacer publicidad o informar todo tipo de cosas en espacios públicos. Aunque es más probable que veamos afiches en las grandes ciudades, se emplea igualmente en localidades más pequeñas.

A este respecto vale señalar lo económico y práctico resulta elegir al afiche para informar algo. Además de colocarlos en paredes, carteles o tablones de anuncios, cualquier superficie puede ser soporte para estos avisos. Así, en el mobiliario urbano solemos encontrar afiches pegados en contenedores de basura, postes y columnas.

El soporte disponible para el afiche condiciona el tamaño que este tendrá, pero también se debe tener en cuenta el tráfico de cada ubicación. Si vamos a pegar un afiche en una pared debemos contemplar el diseño del mismo en base a los transeúntes, por ejemplo. En cambio, las vallas publicitarias ubicadas arriba de los edificios o al costado de una calle apuntan a aquellos que transitan en vehículos.

Algunas cosas a tener en cuenta

Tal como hemos mencionado, la ubicación donde se coloca un afiche es primordial para llegar al público. Y aquí se relaciona con el diseño del afiche, hay que considerar la competencia de estímulos visuales en la vía pública y otros espacios públicos. Por eso, a la hora de diseñar el aviso hay que ser creativo, pero no hay que olvidarnos del mensaje a transmitir.

De esta manera, si se trata de la publicidad de un producto o servicio hay que presentarlo con imágenes claras. A esto se le puede añadir un texto breve y directo, que sirva para llamar la atención del público e informe lo que queremos. Aunque los afiches son ampliamente utilizados por el ámbito publicitario, también puede tener un uso educativo o institucional.

Tanto instituciones públicas como educativas suelen emplear el afiche para informar sobre cuestiones concretas. Ya sea comunicados importantes, recordatorios, eventos o incluso alguna campaña de concientización. Algunas dependencias usan los afiches para informar consultas frecuentes, como sucede en un hospital o un banco, por ejemplo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.