De Significados
Valores

Sumisión

La palabra sumisión se refiere a la actitud de los animales o personas sumisas. En este sentido, la sumisión es la acción de someterse a la autoridad o voluntad de otra persona. Al sucumbir a la sumisión, ese individuo se encuentra subordinado al otro y debe obedecer todo lo que éste le imponga.

El origen de esta palabra parte del término submissio del latín que significa sometimiento. En cierta forma, la sumisión se refiere a una dinámica entre dos o más individuos que se subordinan a la otra parte. Esto significa que obedecen, sin cuestionar ni quejarse, todas las órdenes que la figura dominante les exige.

Las personas que sucumben a la sumisión pueden hacerlo por voluntad propia o bien por temor al otro. En este último caso, se ponen a merced de la otra persona y la obedecen por miedo a las consecuencias. Con esto nos referimos a que pueden haber sido amenazados, intimidados de forma física o psicológica.

La sumisión es una actitud de sometimiento a la voluntad de otro sujeto.

Por otra parte, la sumisión es una forma de relación entre dos individuos con carácteres opuestos. Esto significa que la persona sumisa, por lo general, adopta esta sumisión por tener un carácter débil. La otra persona resulta dominante en la relación por tener un carácter más fuerte que el sujeto sumiso.

El concepto de sumisión también puede tener significados específicos de acuerdo al ámbito en el que se lo emplea. Así, para el derecho la sumisión supone acatar la petición de alguna de las partes en un litigio. Esto no significa necesariamente que se admita el derecho de la otra, pero con la sumisión se termina el juicio o la querella.

En cuanto al uso más frecuente de esta palabra, ocurre probablemente en las relaciones interpersonales. Ya sean familiares, amistades, de pareja e incluso laborales, la sumisión se da entre dos personas donde una resulta autoritaria o dominante y la otra sumisa. Pero también puede darse a mayor escala en sociedades con gobiernos autoritarios, por ejemplo.

Tipos y ejemplos

Tal como hemos mencionado, la sumisión se trata de una actitud o dinámica que se evidencia en las relaciones interpersonales. Por esta razón, podemos encontrar diferentes ejemplos de sumisión en los diversos contextos de la sociedad. Sin embargo, se trata de un tipo de relación cuestionable porque puede llevar a esclavizar o humillar al sujeto sumiso.

De todas maneras, la sumisión es una dinámica frecuente en las relaciones familiares, laborales y de pareja. En este sentido, una de las partes adopta un rol autoritario y dominante mientras que el otro se somete a su voluntad. Por lo general la sumisión se debe a un carácter débil, un sentimiento de inferioridad o de intimidad.

La sumisión también puede presentarse en ámbitos como las artes marciales o la lucha libre. En estos casos, la sumisión supone inmovilizar al rival para obligarlo a que se rinda y así acabar el combate. Otro ejemplo de sumisión se presenta en una serie de prácticas sexuales donde una de las partes domina a la otra.

Formato para citar
"Sumisión". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/sumision/ Consultado: 9 de mayo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *