Saltar al contenido

Sakura

La sakura, también conocida como flor de cerezo, es una de los símbolos más apreciados de Japón. Para los japoneses, estas bonitas flores representan lo efímero de la vida y también fueron el símbolo de los guerreros samurai. No solo anuncian la llegada de la primavera, son también la flor nacional y el símbolo de Japón.

Tanta es la importancia de la sakura dentro de la cultura japonesa que cuentan con diferentes tradiciones vinculadas a ella. Los cerezos japoneses empiezan a florecer cuando se acerca la primavera y resulta todo un espectáculo. Para esta cultura, un cerezo en flor no es solo algo digno de admirar por su belleza, también transmite cierta paz interior.

La primavera japonesa es probablemente la postal más hermosa y conocida de este país oriental. Esto se debe a que durante los primeros días de esta estación, Japón se colorea de un rosa particular gracias a sus cerezos. Y los japoneses celebran la llegada de esta temporada con una festividad a la que denominan hanami.

La palabra sakura hace referencia a las flores de cerezo japonés.

Si buscamos una traducción del término hanami se podría interpretar como mirar las flores en nuestro idioma. La tradición del hanami comenzó hace varios siglos justamente porque estas flores anuncian el comienzo de la primavera. Por ello, era la temporada idónea para empezar a sembrar el arroz, un alimento crucial para la cultura japonesa.

Quizás por ello, los japoneses consideraban a los cerezos como seres sagrados y hasta creían que en ellos habitaban las almas de los dioses. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que los agricultores veneran a los cerezos. También creían que cuando las flores estaban en su máxima floración los dioses bajaban a ayudar con la producción del arroz.

A pesar de su belleza y la adoración que sienten los japoneses por estas flores, las sakuras tienen una vida efímera. Una semana después de llegar a su máximo apogeo, los pétalos de estas flores comienzan a caer. Incluso tienen una palabra para describir la triste y nostálgica lluvia de pétalos de sakura, hanafubuki.

La flor de sakura en la cultura japonesa

De acuerdo al budismo japonés, la caída de los pétalos de las sakuras simboliza lo transitoria que es la vida. Además de celebrar una festividad cuando florecen los cerezos, la caída de estas flores también es todo un espectáculo. Por eso no es de extrañar que se hayan escrito muchas canciones y poemas inspirados en esto.

Además de este simbolismo filosófico asociado con las sakuras, estas flores también han sido un símbolo de la vida de los guerreros. El antiguo código ético del guerrero japonés, denominado bushido, disponía lo siguiente: lo ideal para los samurai era vivir con belleza y con pasión, esto se refiere a la belleza interior y la sinceridad.

Este ideal de los samurai debía cumplirse incluso si su vida fuera corta, vivir con belleza e intensidad en todo momento. Por esta razón las flores de sakura eran el símbolo perfecto para representar el estilo de vida de estos guerreros. Además, consideraban que la caída de los pétalos de sakura también representaban la reencarnación de los guerreros que morían en combate.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.