Pusilánime

Pusilánime se trata del adjetivo que describe a una persona perezosa o de poco carácter. Alguien pusilánime se caracteriza por ser temeroso a la hora de realizar acciones complejas o peligrosas. Esta palabra puede usarse de igual manera como adjetivo o como sustantivo propio para referirse a alguien de dichas características.

Generalmente nos referimos a alguien como pusilánime cuando se muestra cobarde y sin mucho carácter. Aquellas personas que titubean o evitan enfrentarse a situaciones que les suponen un desafío son consideradas pusilánimes. La palabra pusilánime deriva del término pusillanimis del latín que significa de ánimo o espíritu pequeño.

Una persona pusilánime es aquella que carece de determinación, duda a la hora de decidir algo y generalmente deja que las cosas sucedan sin que deba intervenir. Estas personas suelen temer o no se animan a correr riesgos o peligros, no acostumbran a salir de su zona de confort.

Pusilánime es alguien que carece de valor y determinación.

Estas cualidades asemejan a las personas pusilánimes con alguien cobarde, una persona falta de coraje. El carácter de alguien pusilánime representa lo opuesto a una persona valiente, audaz y decidida. En esta oposición se resalta el carácter negativo de lo que representa la palabra pusilánime.

Hay un artículo titulado “La formación de pusilánimes” del escritor, traductor y editor español Javier Marías que analiza las posibles causas de este carácter. El autor señala que antes los humanos no temían enfrentar sus problemas, a sus enemigos y hacerse respetar. Pero que en la actualidad son cada vez menos las personas determinadas y valientes.

Al respecto, este escritor considera que la postura más común en nuestros días es desentenderse de los conflictos o esperar que otro los solucione. La hipótesis de este autor señala las diferentes reglas, normas y limitaciones a la libertad que corresponden a la vida en sociedad. Al tener que apegarnos a todas estas reglamentaciones vamos aplacando nuestros caracteres y personalidades.

Cualidades del carácter pusilánime

Tal como hemos mencionado anteriormente, la palabra pusilánime señala una persona de ánimo o carácter débil. Estas personas no tienen gran fortaleza para enfrentarse a los conflictos o soportar situaciones difíciles. También les cuesta enfrentarse a desafíos así como tienden a dudar a la hora de tomar decisiones.

Alguien pusilánime se caracteriza por no tener mucho valor o coraje, ser temeroso e indeciso. Esta clase de personas no saben hacerse respetar por lo que si alguien los ofende o insulta toman una postura sumisa. Es muy común que al tener estas actitudes se ofenden con facilidad pero no se animan a actuar o a decir algo al respecto.

A estas personas les faltan cualidades tales como la valentía, el coraje, el ímpetu o la determinación. No son firmes a la hora de tomar decisiones importantes, suelen dejarse llevar por los demás. El carácter pusilánime se asocia con el temor, la duda, el miedo o la debilidad. En general, ser un pusilánime se considera algo negativo, es una palabra un tanto despectiva.

Sinónimos de pusilánime

miedoso, cobarde, blando, temeroso, flojo

Antónimos de pusilánime

resuelto, valiente, decidido, valeroso

Formato para citar (APA)

“Pusilánime” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/pusilanime/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *