Saltar al contenido

Petulancia

La petulancia es la cualidad, dicho o hecho de alguien petulante. En este sentido, las personas petulantes suelen presumir y vanagloriarse de sus logros, posesiones, etc. Así, la petulancia suele estar relacionada con otras cualidades negativas tales como: arrogancia, presunción y vanidad. Por eso, las personas que demuestran actitudes como estas se califican de petulantes.

De esta manera, las personas petulantes suelen creerse por encima de los demás o en una posición de privilegio. Esto se debe, generalmente, a que consideran que sus habilidades, logros o virtudes lo colocan en esa posición. Sin embargo, esto también puede hacer que se crean más de lo que son realmente y minimizar las cualidades de los otros.

Hay quienes aseguran que la petulancia es una característica propia de las personas con baja autoestima. En este sentido, usan la petulancia como una especie de mecanismo de defensa que los proteja e infla su ego. De no recurrir a este mecanismo de defensa se verían enfrentados a luchar por la aprobación de la gente constantemente.

La petulancia es la cualidad de las personas que presumen y exageran sus logros.

Teniendo en cuenta estas cuestiones, no es de extrañar que las personas petulantes busquen ser el centro de la atención. Con esto nos referimos a que suelen ignorar lo que dicen los demás y buscan hablar siempre de sí mismos. Esto les da la oportunidad de presumir sobre su persona, sus logros, su vida.

Como les gusta colocarse por encima de los demás, siendo los únicos que importan, esto puede causar incomodidad o enojo en sus interlocutores. Esto se debe a que las personas petulantes tienden a presumir de forma excesiva sus cualidades y acciones. Son personas que no saben actuar con humildad porque se creen mejores y superiores que los demás.

La petulancia lleva a las personas a creer que lo saben todo, que son mejores en todo ante los demás. Sus opiniones, sus creencias, sus logros son lo único que importa y de lo que prefieren hablar con otros. Por eso aprovechan cada oportunidad para volver la charla hacia sí mismos con cualquier tópico en la conversación.

Características y ejemplos de petulancia

Debido a su creída superioridad, las personas petulantes suelen causar rechazo social. Esto se debe a que suelen despreciar y ofender a otras personas con sus presunciones y aires de superioridad. Por lo general, ninguna cualidad asociada con la petulancia es bien vista de acuerdo a las reglas sociales.

La palabra petulancia deriva del término petulantia del latín que se refiere a la arrogancia o engreimiento de una persona. Así, las personas petulantes tienden a fanfarronear o jactarse de sus cualidades, su posición social, sus logros, etc. En este sentido, tienden a elogiar o engrandecer sus logros a la vez que minimizan las cualidades o logros ajenos.

Algunos ejemplos de uso de la palabra petulancia pueden darse de esta manera: “Juan empezó a comportarse con petulancia desde que lo ascendieron y se cree mejor que todos”. “Sinceramente no entiendo la petulancia de la vecina, se cree que es la reina de España o algo por el estilo”.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.