De Significados
Cultura

Pantomima

La palabra pantomima hace referencia a una representación hecha con gestos y movimientos sin usar palabras. En este sentido, la pantomima se trata de un género escénico en el que se representa una escena o hecho con gestos y empleando el cuerpo. Aunque también se le suele llamar pantomima a una farsa, una acción hecha para fingir algo.

¿En qué consiste la pantomima?

Se le llama pantomima a un género relacionado a la dramatización que se caracteriza por no utilizar palabras ni sonidos al actuar. Con esto nos referimos a que la pantomima solo se sirve de los movimientos corporales y los gestos para representar algo. Esta palabra deriva del término pantómimos del griego que significa el que todo lo imita.

En cierta forma, podemos decir que la pantomima es el arte escénico que utiliza la mímica como expresión artística. Ya que la mímica es la forma de comunicar empleando ademanes o gestos, sin palabras. El artista de la pantomima por excelencia es el mimo ya que no habla y solo se expresa a través de gestos.

Una pantomima es toda representación hecha con gestos o movimientos corporales sin emplear palabras.

La mayoría de las veces, el mimo representa su actuación en solitario utilizando su cuerpo para expresarse. Los mimos cuentan una historia por medio de los movimientos y gestos que realizan, muchas veces de forma exagerada. Como arte escénico, la pantomima se remonta a la antigua Grecia pero ha ido evolucionando a lo largo de la historia.

Además de tratarse de un género dramático, la palabra pantomima también se utiliza para referirse a un engaño. Es decir, se le llama pantomima a aquellas acciones que se realizan para ocultar algo o engañar a alguien. Lo que en definitiva quiere decir que la palabra pantomima puede utilizarse como un sinónimo de farsa.

Historia de la pantomima

Ya mencionamos que esta palabra es de origen griego y como arte escénico se remonta a la antigua Grecia. Originalmente, se trataba de una forma específica de texto artístico que surgió en Sicilia. Al respecto, cabe señalar que si bien no se conservan muchos registros sobre el tema, el mayor referente fue Sofrón.

Sofrón fue un escritor que nació hacia el 470 a.C. en Siracusa y escribió diálogos donde se narran eventos cotidianos. Lo particular de estos escritos es que estaban narrados usando expresiones cotidianas, empleando proverbios y con un tono jocoso. A estos escritos se los conoce como mimos y eran piezas literarias donde con personajes de ambos sexos.

Eventualmente, este género comenzó a representarse en el teatro de Grecia como se lo hace hasta hoy en día. Fue volviéndose cada vez más popular y se fue extendiendo hasta aparecer en espectáculos destinados a todo público. El concepto de pantomima se refiere a una imitación y es lo que hacían estas representaciones de forma burlista e incluso satírica.

Así, resultaba frecuente que las pantomimas se realizaran durante las celebraciones y festejos en honor a Dionisio. Pero fue volviéndose cada vez más una forma de crítica social adoptando un tono satírico. Incluso llegó a convertirse en una forma de danza donde se cuidaba la gestualidad y el uso del cuerpo hacia finales del siglo I a.C.

Luego de su popularidad fue relegándose por otras formas artísticas como el teatro y resurgió durante la edad media. En esta época, la pantomima fue adoptada por el arte de los juglares que debían entretener al público. Podemos decir que se trata de un género que ha ido evolucionando y adaptándose a otras artes escénicas como el burlesque, la comedia y hasta el arte circense.

Históricamente, la pantomima surgió en la Antigua Grecia y ha ido evolucionando y combinándose con otras formas artísticas.

Características de la pantomima

Ahora bien, aunque en teoría la pantomima parece sencilla se trata de un arte que requiere de una gran destreza para ejecutarla. En este sentido, para poder hacer pantomima se debe realizar un entrenamiento intenso a nivel físico, gestual e interpretativo. Recordemos que en la pantomima el artista solo se expresa con su cuerpo y no puede usar el lenguaje oral.

A la hora de representar una pantomima, por lo general, la realiza un único actor, se trata de una obra unipersonal. Así, este artista debe poder expresar todo tipo de emociones con gestos y su cuerpo para que la audiencia entienda lo que está contando. Además de los movimientos corporales y los gestos faciales son importantes los gestos con las manos.

La gestualidad de las manos en las pantomimas son fundamentales en la interpretación de este tipo de obra. Por esta razón, la comunicación gestual de la pantomima está cargada de sentidos en sus gestos y posturas. Con sus manos pueden llegar a comunicar diferentes acciones, emociones, sensaciones y hasta recrear objetos.

Como el máximo exponente de la pantomima es un mimo, los gestos de sus manos son su principal atributo. Por esta razón suelen llevar guantes blancos y hasta se maquillan el rostro de blanco para destacar sus gestos. Al no usar palabras o contar con sonidos limitados, los artistas de la pantomima a veces pueden llegar a realizar efectos sonoros.

La pantomima es representada por un único actor que suele maquillar su rostro de blanco para resaltar sus gestos.

Retomando el maquillaje, la idea de maquillar el rostro completamente de blanco apunta a resaltar los gestos. En algunos casos se maquillan algunas partes de negro para hacer foco en la expresividad y que se note desde lejos incluso. De esta manera crean un contraste monocromático que permite apreciar cualquier gesto que realicen.

Ejemplos y exponentes de la pantomima

Aunque la historia de esta forma de arte se remonta a la antigüedad, se ha ido recuperando y combinando con otras formas de representación. Además del mimo existen otros personajes que adoptan la pantomima como el arlequín o el payaso. Y de forma más reciente, el cine mudo contaba con actores que realizaban pantomimas en las películas.

Entre ellos se destacan Charles Chaplin o Buster Keaton que empleaban técnicas de pantomima en sus personajes de la pantalla grande. Además de estos actores también podemos mencionar a Marcel Marceau como otro de los grandes exponentes de la pantomima. Y si hablamos de Chaplin cabe mencionar a un gran seguidor suyo, el payaso Charlie Rivel que también empleaba pantomima en sus actuaciones.

La pantomima en el cine fue un gran recurso expresivo cuando aún no se incorporaba el sonido a los films. Dentro de las primeras producciones filmográficas se destaca el género del cine mudo donde incluían la pantomima en las películas. Este género cinematográfico surgió a finales del siglo XIX y se extendió hasta la tercera década del siglo XX.

Y fue precisamente en el cine mudo donde Charles Chaplin se lució y se ha vuelto uno de los mimos más famosos de la historia. Los actores en el cine mudo no podían hablar por las limitaciones tecnológicas por lo que se servían de sus gestos. La capacidad gestual de Chaplin se aprecia en todas sus películas y se nutrió de trabajar con mimos en su juventud.

Un claro ejemplo de pantomima se encuentra en el cine mudo de actores como Charles Chaplin.

Otro importante mimo de la historia del espectáculo fue el francés Marcel Marceau. Marceau era judío y se vio obligado a huir junto a su familia de la persecución del nazismo durante su niñez. Gracias a su talento como artista ayudó a muchos niños judíos que estaban alejados de sus familias en orfanatos.

Por otra parte, cabe mencionar al subgénero teatral conocido como pantomima británica basada en la comedia musical. Este tipo de pantomima surgió con la Commedia dell’Arte y se asociaba a los niños y la Navidad. Se caracterizaba por ser un espectáculo de humor que incluía personajes extravagantes y se acompañaba con música.

Preguntas frecuentes

¿A qué se le llama pantomima?

Una pantomima se refiere a aquella representación artística que no utiliza palabras y se hace con gestos y movimientos del cuerpo. Se trata de un género escénico donde se interpreta una historia empleando lenguaje no verbal. También se le suele llamar pantomima a una acción hecha para fingir algo, a una farsa.

¿Cuáles son las principales características de la pantomima?

Esta forma de arte escénico se caracteriza por prescindir de las palabras y hasta de los sonidos. El intérprete emplea únicamente su cuerpo, sus manos y sus gestos para contar una historia. Es decir, la pantomima emplea la mímica como una forma de expresión artística, por eso los mimos son sus mayores representantes.

¿Cuál es el origen de la pantomima?

La historia de la pantomima se puede rastrear hasta la Antigua Grecia y uno de sus principales referentes fue un escritor del 470 a.C. Sofrón escribía piezas en tono jocoso que representaban situaciones cotidianas y se conocían como mimos. Con el tiempo fue adoptando un tono de crítica social y se fue combinando con otras formas artísticas.

¿Qué elementos caracterizan a la pantomima?

El intérprete de la pantomima suele ser un único actor que se basta de su cuerpo y su expresividad para transmitir a la audiencia una historia. Además de sus gestos y el movimiento de su cuerpo, emplean las manos aprovechando la capacidad gestual de las mismas. También suelen maquillar su rostro todo de blanco para resaltar al máximo la expresividad facial.

¿Quiénes son los exponentes más conocidos de la pantomima?

Una de las máximas expresiones de la pantomima se encuentra en el cine mudo con actores como Charles Chaplin o Buster Keaton. Estos empleaban la pantomima y su expresividad gestual para suplir la falta de sonido en este tipo de películas. Otro mimo muy famoso fue el judío Marcel Marceau que empleó su talento para ayudar a niños judíos afectados por la guerra.

Formato para citar

"Pantomima". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/pantomima/ Consultado: 17 de julio de 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *