Método deductivo

El método deductivo hace referencia a un tipo de razonamiento que se basa en una serie de premisas para llegar a conclusiones lógicas. Este método también puede hacer alusión al tipo de pensamiento que se emplea para sacar conclusiones válidas. Se caracteriza por una forma de pensar que inicia desde lo general y va centrándose en lo particular y específico.

Entre las peculiaridades de este método de razonamiento se destaca la idea de que las conclusiones ya están dadas en las mismas premisas. Esto implica que el método deductivo consiste en un análisis de las mismas para dar con el resultado. Para resolver este razonamiento es necesario que las premisas de las que partimos sean válidas para que las conclusiones que saquemos también lo sean.

A la hora de emplear este método, cabe señalar, podemos hacerlo de dos formas diferentes. En un primer lugar lo usamos directamente analizando una sola premisa que no se contrasta con otras. O bien se puede usar dicho método indirectamente donde se analizan dos o más premisas que se comparan entre sí para dar con una conclusión.

El método deductivo nos permite sacar conclusiones basándonos en una serie de premisas.

Cualquiera sea la forma que se emplee para este tipo de razonamiento siempre es importante considerar la validez de las premisas. Tal como señalamos anteriormente, la validez o veracidad de dichas premisas determinan los resultados que se obtienen. Si partimos de premisas falsas o erróneas la conclusión también lo será.

A su vez es importante señalar que la cualidad de las premisas no modifica la forma en que se realiza el razonamiento. Esto quiere decir que el razonamiento sigue ejecutándose con normalidad y obtendrá conclusiones de esas premisas. Sin embargo, el carácter de la conclusión depende definitivamente del tipo de premisas que se analizaron.

Es a partir del método deductivo que derivan otros más complicados como ser: el axiomático-deductivo o el hipotético-deductivo. El primero consiste en sacar una serie de proposiciones desde un conjunto de premisas dados previamente a través de razonamientos lógicos. El otro método es el que se utiliza en las ciencias partiendo de observar un fenómeno, proponer hipótesis que luego se comprueban con razonamientos lógicos.

Características y ejemplos del método deductivo

Considerando que el método deductivo se basa en razonamientos lógicos es importante atender a qué nos referimos con esto. Un razonamiento lógico implica considerar dos o más premisas, relacionarlas y dar con una conclusión que simplifique dichas premisas. Un razonamiento lógico sencillo sería: Los argentinos son latinoamericanos. José es argentino. Por lo tanto José es latinoamericano.

Además del método deductivo existe el método inductivo que opera de forma opuesta. Es decir, el método inductivo parte desde lo específico y particular hasta llegar a lo más general. Aquí se procede a observar, registrar y contrastar dicha información para proponer premisas generales que expliquen los fenómenos observados.

La diferencia entre estos métodos radica en que el método deductivo toma premisas generales para llegar a un resultado particular. El método inductivo, en cambio, parte desde hechos particulares para elaborar proposiciones generales sobre esos hechos. Las conclusiones del método inductivo se caracterizan por ser aplicables en casos semejantes.

Formato para citar (APA)

“Método deductivo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/metodo-deductivo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *