Convicción

La convicción se trata de la seguridad que tiene alguien sobre la certeza o veracidad de lo que piensa o siente. También se le llama convicción a la acción o efecto de convencer a alguien de algo. De esta manera, la convicción se relaciona con la aceptación, la creencia o la certeza que se tiene sobre alguna cosa.

En cierta forma podría decirse que la convicción supone cierto desafío a la hora de explicar o justificar esta certeza que sentimos. Esto se debe a que la convicción suele ser algo sumamente personal y subjetivo, es algo que sentimos y que quizás no podemos explicar. Sin embargo, nosotros mismos estamos convencidos sobre ello y tratamos de dar nuestra palabra a su favor.

Generalmente, la convicción que sentimos hacia alguna cosa o persona en particular surge por diferentes razones. Entre ellas se combinan nuestras propias experiencias, lo que hemos vivido y hasta con quienes nos hemos relacionado. Cualquiera sea la razón, cabe mencionar que los humanos siempre necesitamos tener alguna que otra convicción.

La convicción hace referencia a una fuerte creencia en algo.

Así, las convicciones se encuentran sumamente ligadas a las creencias o bien los valores que guían nuestra vida. Esto quiere decir que dichas convicciones moldean nuestra propia identidad, nos dan seguridad y suelen influir nuestras decisiones. Cuando estamos convencidos de algo nos da una opinión, una postura al respecto que podemos compartir o no con otros.

Las convicciones pueden considerarse, además de opiniones, como formas de entender el mundo. Aunque también son ideas, pensamientos, sensaciones y sentimientos que tenemos sobre aquello que nos rodea. En ocasiones nuestras convicciones nos apasionan a un nivel que otras personas no llegan a comprender porque no piensan o sienten lo mismo.

Relacionado a lo que venimos desarrollando podría decirse que las convicciones también se pueden tomar como nuestros ideales. Son aquellas ideas que tenemos con respecto a distintos temas que moldean nuestra forma de pensar, sentir y actuar al respecto. Como tales, estas convicciones pueden basarse en diversos temas y existen diferentes formas de demostrarlas.

Otros conceptos relacionados

La palabra convicción deriva del término convictionis del latín que se refiere a la seguridad sobre algo que sentimos verdadero. Sentimos que esa convicción es verdadera lo sea o no, ahí reside la esencia de este concepto. La convicción no deja lugar a dudas, estamos seguros sobre lo que pensamos, creemos o sentimos sin importar lo que otros digan.

Esta palabra puede emplearse también en materia de derecho dentro del ámbito jurídico. Así, la convicción en este sentido hace referencia al resultado inequívoco de un juicio a la hora de emitir el veredicto final. Antes de declarar culpable o no a un acusado en un juicio se tiene en cuenta la convicción para emitir el veredicto y/o la condena correspondiente.

También vale mencionar que, teniendo en cuenta el significado de esta palabra, cuando se deja de pensar de tal manera o se duda la convicción deja de existir. Cuando nuestras convicciones flaquean podemos llegar a volvernos escépticos o bien buscar otras convicciones. Por ejemplo: “Mi madre era muy creyente hasta que perdió a su hermana de forma trágica”.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *