Civismo

El término civismo hace referencia a las normas de comportamiento que rigen a una sociedad. Se lo conoce también por el nombre de urbanidad y abarca las reglas que regulan una buena convivencia social. El término civismo tiene proviene de las palabras civis y civitas del latín que significan ciudadano y ciudad.

Para que el civismo exista es necesario que el hombre se relacione con su comunidad. De la relación entre el hombre con su comunidad, estado y nación surge la idea de civismo. Las personas necesitan relacionarse con los demás, convivir con otras personas para experimentar la mejor forma de comportarse.

El civismo apunta a que las personas que conviven en una sociedad se guíen por una serie de principios: deben respetar a los demás así como también a la naturaleza y los espacios públicos. Un buen civismo se basa en una buena educación y también influye el sentido de cortesía.

civismo

El civismo se refiere a las normas de convivencia de una sociedad

El concepto de civismo nació durante la Revolución francesa y estaba relacionado con todas las transformaciones sociales que tuvieron lugar. Las normas que conforman al civismo no son iguales en todos lados, aunque en esencia apuntan a una buena convivencia.

Estas normas de convivencia que comprenden el civismo representan la competencia de vivir en sociedad. Para esto es necesario ser sumamente respetuoso con los otros integrantes de la comunidad. También es importante ser educado y seguir las reglas de comportamiento. Es en este último aspecto donde puede diferir según la cultura o sociedad a la que se pertenezca.

Uno de los requisitos para contar con las herramientas necesarias para saber convivir es una buena educación. Con una buena educación los ciudadanos sabrán cómo deben comportarse y actuar en sociedad.

Características del civismo

El civismo es el compromiso de los ciudadanos en respetar las normas de la comunidad. Para ello deben respetarse los derechos de los otros, cuando se convive con otras personas hay que ser considerados con ellos. Además deben cuidarse tanto el medio ambiente como el espacio público, porque es algo más que comparten y tienen en común.

Se considera que la base de un civismo adecuado se encuentra en la educación. Debe enseñarse a las personas desde temprana edad cómo comportarse y lo que deben respetar. De esta manera es más probable que comprendan las normas y eviten transgredirlas.

Siguiendo estos postulados del civismo, podemos decir que una persona es cívica cuando se rige en base al civismo. Esto es, respetar las normas y los demás con los que comparte la vida en sociedad. A pesar de ello, en la vida cotidiana suelen darse situaciones donde las normas no se respetan aunque se conozcan.

La primer instancia para adquirir el conjunto de normas que comprenden el civismo se encuentra en la familia. La familia es el núcleo de aprendizaje de todo ser humano desde la infancia. Si en la familia se le explica a un niño cuáles son las normas básicas de lo moral y se lo educa correctamente, es más probable que adquiera el civismo y se guíe por él.

Sinónimos de civismo

educación, cortesía, ciudadanía

Formato para citar (APA)

“Civismo” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/civismo/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *