Protector solar

El protector solar, tal como indica su nombre, es una sustancia que protege la piel de los rayos más dañinos del sol. Cuenta con filtros solares que absorben, esparcen y reflejan los rayos ultravioleta A y B protegiéndonos de sus radiaciones. Usar cremas, geles y/o lociones con filtros solares ayuda a proteger la piel así como prevenir el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro.

La principal función del protector solar radica en impedir o bien reducir que los rayos ultravioleta penetren por la piel. Aunque las personas suelen emplear protectores solares en verano, cuando vacacionan o se exponen directamente al sol, se recomienda su uso todo el año. Principalmente recomendado para aquellas personas que cuentan con afecciones dermatológicas o pieles sensibles.

Podemos identificar este tipo de producto porque suelen incluir la sigla SPF o bien mencionar que cuentan con filtro solar. La sigla SPF señala el Factor de protección solar que tiene el producto y se acompaña de una cifra numérica. Así, cuanto mayor es el número mayor es el nivel de protección que dicho producto ofrece ante las radiaciones solares.

El protector solar es un producto que protege la piel de los rayos ultravioleta.Cuando hablamos de los filtros solares que contienen estos productos pueden ser: biológicos, físicos, químicos o bien combinaciones de los anteriores. Estos filtros, tal como hemos mencionado, sirven para prevenir que los rayos ultravioleta lleguen a la piel. Hay dos tipos de rayos ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB, ambos igual de dañinos para la piel.

Los rayos UVA se caracterizan por penetrar en la piel de forma profunda y son los principales causantes de: las arrugas, la pérdida de elasticidad y otras formas de fotoenvejecimiento. Además, esta clase de rayos ultravioleta suele agravar los efectos cancerígenos del otro tipo y es una de las principales causas de cáncer de piel.

Por su parte, los rayos UVB son los principales causantes de quemaduras solares y pueden tener efectos cancerígenos. La capacidad de protección que tienen los protectores solares ante estos rayos suele variar. En este sentido, depende en gran parte del FPS que tiene el producto en sí e incluso de la fórmula y hasta la marca del mismo.

Características y recomendaciones

A la hora de elegir un protector solar debemos considerar que tenga un FPS de 15 para arriba. De esta manera nos aseguramos que otorguen una buena protección contra los rayos UVB. En sí, la función del protector solar radica en aumentar la protección de nuestra piel contra los efectos dañinos del sol.

Mientras mayor sea el FPS del protector solar, mayor es la capacidad para bloquear los rayos UVB. Así, un FPS 15 bloquea cerca del 93% de los rayos UVB mientras que un FPS 50 bloquea hasta el 99%. Elegir el FPS de nuestro protector solar también se relaciona con las características de nuestra piel: si somos fotosensibles o tenemos antecedentes de cáncer de piel necesitaremos el mayor FPS posible.

Se recomienda el uso diario de protector solar para todas las personas a partir de los seis meses de edad. Los menores de seis meses no deberían ser expuestos al sol y debe utilizarse protector incluso si no estamos expuestos al sol. Además, para que el protector solar sea eficaz del todo se debe reaplicar cada dos horas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *