Misoginia

La palabra misoginia se define como la aversión o el odio hacia el género femenino, ya sean mujeres o niñas. Este término deriva del griego y está compuesto por miso que significa yo odio, gyne que quiere decir mujer y el sufijo ia que da la idea de acción, cualidad.

La misoginia es el odio hacia la mujer por el sólo hecho de ser mujer.

Dentro de la sociedad patriarcal en la que vivimos, se observan numerosos casos de misoginia explícita.

La misoginia es violenciaMisoginia

Desde tiempos remotos el hombre ha tenido conductas misóginas. Por más que la sociedad ha hecho avances en materia de género, la misoginia continúa existiendo.

La misoginia en la Grecia Antigua

Se cree que existe evidencia de misoginia en la mitología de la época. Ejemplo de esta afirmación es el mito de Pandora, uno de los más conocidos, de hecho. De acuerdo a la visión del poeta Hesíodo, los hombres gozaban de una existencia pacífica previo a la aparición de las mujeres. Cuando Prometeo decide robar el secreto del fuego a los dioses, Zeus determina castigar a la humanidad con un “mal para su deleite”. Ese mal, era Pandora, la primera mujer, quien termina abriendo un recipiente prohibido que desata todos los males.

Religión y misoginia

Dentro del cristianismo, existen diversas opiniones en cuanto al carácter misógino de la religión. Hay quienes consideran que una correcta interpretación del cristianismo no arroja como resultado un discurso misógino. Pero a la vez la culpa por el sexo y la seducción en la figura de Eva, así como el sometimiento y la falta de voz dentro de la religión, darían cuenta de un inequívoco carácter misógino.

Filosofía y misoginia

Son numerosos los casos de filósofos acusados de misoginia. Dentro de los más reconocidos podemos mencionar a Schopenhauer, quien en su ensayo “Sobre la mujer” dictamina que deben obedecer por naturaleza, por ejemplo. En el caso de Nietzsche, es controversial la lectura de aquellos pasajes considerados misóginos en su obra “Así habló Zarathustra” ya que no se establece si deben interpretarse literalmente o no.

La manifestación de la misoginia

La misoginia puede presentarse de diferentes maneras. Estas pueden ser la denigración, la violencia, la cosificación sexual y la discriminación. Lamentablemente la misoginia no es un problema exclusivo de las sociedades conservadoras, sino que es común inclusive en aquellas comunidades consideradas progresistas.

Aunque se asocia el término con los hombres, existen mujeres misóginas.

Es más común observar conductas misóginas en los hombres, pero aunque en menor cantidad, también se pueden ver en mujeres. La misoginia acompaña al sistema patriarcal que coloca al hombre por encima de la mujer desde hace miles de años. Esto repercute en una poca participación en la toma de decisiones y sumisión heredada en la mayoría de los casos.

Si bien existen leyes que contemplan el maltrato hacia la mujer, esto no quita que en la cotidianeidad se puedan observar actitudes misóginas. Tanto en el ámbito hogareño como en el trabajo e inclusive en la calle, las mujeres muchas veces son víctimas de este odio irracional. La misoginia se relaciona de manera directa con el concepto de violencia de género.