Saltar al contenido

Individualista

La palabra individualista es un adjetivo que menciona a algo o alguien relacionado con el individualismo. Al ser un adjetivo también se puede utilizar para referirse a una persona que actúa con individualismo. Por su parte, el individualismo es una corriente filosófica que afirma la superioridad del individuo sobre el colectivo.

De esta manera, el individualismo filosófico pondera por sobre todas las cosas la posición del individuo o la persona. Según el individualismo, el individuo no debe ser sometido por los colectivos, grupos o masas de la sociedad. El individuo cuenta con derechos, opiniones y preferencias reconocidas y respetadas dentro de la sociedad.

Así, la corriente filosófica contraria al individualismo es el colectivismo que está a favor de la voluntad social. En cierta forma, podemos llegar a considerar al individualismo como una corriente egoísta que promueve el aislamiento social. Por lo que las personas individualistas suelen desentenderse de los problemas que afectan al conjunto de la sociedad.

La palabra individualista se encuentra relacionada con el individualismo.

Además, a nivel histórico podemos mencionar que el individualismo fue uno de los promotores de las democracias liberales. Estas democracias le otorgan numerosos derechos a los miembros de una sociedad. Esto es algo que no ocurre en estados que no son democráticos y han restringido los derechos y libertades individuales.

Pero si debemos hablar del origen del individualismo en la historia de la humanidad se trata de algo un tanto confuso. Algunos consideran que el individualismo surgió en la Edad Media cuando comenzó a expandirse el cristianismo. Justamente de la mano de esta religión surge uno de los principios individualistas, el del comportamiento que conduce a la salvación.

Aunque también hay quienes consideran que el individualismo surgió en la Antigua Grecia de la mano de filósofos como Diógenes. Este filósofo pertenecía a la escuela cínica que ponderaba la liberación total del individuo. Según esta escuela, la liberación individual iba más allá de las creencias e incluso de los juicios de la sociedad.

Historia y características del individualismo

Más allá del debate sobre su origen, el individualismo se desarrolló principalmente desde el siglo XVII. En su desarrollo fue casi a la par con el liberalismo y tuvo exponentes como el filósofo inglés Hobbes. Este filósofo defendía el Estado liberal ya que preservaba los derechos y las libertades de los individuos.

También tuvo su momento de concentración al oponerse al colectivismo que surgió a raíz de la Revolución francesa. Durante esta época surgieron ideas sumamente interesante que buscaban defender los derechos individuales ante la tiranía del Estado. Entre esos derechos se encontraban el de libertad de expresión, el de propiedad privada y el de reunión.

El conflicto con el colectivismo se resintió en los siglos XIX y XX por las ideas que promovía Karl Marx. Así, la postura individualista se basaba, principalmente, en las ideas y pensamientos de Adam Smith. El individualismo pondera la primacía del individuo sobre el colectivo, la provisión de derechos y libertades, la libertad y la autorrealización y se opone al colectivismo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.