Heterótrofos

Se conoce por heterótrofos al término usado en biología para denominar a los seres vivos que no producen su propio alimento. Los seres heterótrofos adquieren este nombre por el tipo de alimentación que llevan. La alimentación heterótrofa requiere adquirir los nutrientes necesarios de fuentes externas, alimentarse de otros seres como plantas o animales.

En contraposición a este término se encuentra el de autótrofos que son los seres vivos capaces de producir por sí mismos los nutrientes que necesitan para funcionar. Los seres heterótrofos pueden alimentarse de seres autótrofos, otros seres heterótrofos o de ambos. El ser humano, por ejemplo, es heterótrofo con alimentación omnívora aunque esto puede variar según varias cuestiones.

La palabra heterótrofo deriva del término heterotroph del inglés que se encuentra compuesta, a su vez, por dos palabras griegas. Las palabras griegas que componen este término son hetero que significa diferente y trophé cuyo significado se relaciona con el alimento y la nutrición.

Los heterótrofos son seres vivos que no pueden producir su propio alimento.

Los heterótrofos se caracterizan por no poseer la capacidad para producir su propio alimento en su organismo. Por esta razón tienen que consumir productos de la naturaleza que contienen los nutrientes que necesitan. O incluso alimentarse de otros organismos que ya han sintetizado esos nutrientes necesarios. Los ejemplos de seres heterótrofos más relevantes son el ser humano, las bacterias y todos los animales.

Este tipo de alimentación lleva a que dichos seres vivos no puedan alimentarse de elementos inorgánicos únicamente. Las plantas, por ejemplo, pueden producir sus propios nutrientes a través de la luz solar, el agua y el dióxido de carbono. Pero un ser humano no cuenta con esta capacidad así que debe alimentarse de fuentes externas.

Los seres heterótrofos tienen una nutrición que lleva el mismo nombre. Este tipo de nutrición se produce cuando la célula consume materia orgánica previamente conformada. En esto se diferencia con la nutrición autótrofa donde las células transforman materia inorgánica en orgánica.

Características de la alimentación heterótrofa

La nutrición heterótrofa transforma esa materia orgánica en material celular necesario para el organismo. En nuestro planeta la gran mayoría de seres vivos son heterótrofos incluyendo a los humanos y todas las especies de animales. Se considera que los heterótrofos representan del segundo hasta el cuarto eslabón de la cadena alimenticia.

Con respecto a la cadena alimenticia, así como los seres heterótrofos componen tres eslabones, en el primero se encuentran los seres autótrofos. Esta predominancia de seres heterótrofos representa que siempre tendrán necesidad de alimentarse de otros seres. Ya sea una alimentación herbívora, carnívora u omnívora, los heterótrofos dependen de otros seres para subsistir.

Aunque algunos seres heterótrofos no consuman autótrofos directamente dependen de ellos de todas formas. Esto se debe a que, generalmente, los seres heterótrofos que consumen sí se alimentaron de autótrofos. Lo que implicaría que han sintetizado los nutrientes provenientes de los autótrofos y la energía que consiguen provienen de ellos.

De acuerdo a las funciones alimenticias de seres autótrofos y heterótrofos podemos concluir lo siguiente: Los seres autótrofos se establecen como productores autónomos mientras que los seres heterótrofos son consumidores. Estos últimos dependen de los primeros para poder subsistir.

Formato para citar (APA)

“Heterótrofos” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/heterotrofos/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *