A corto plazo

La expresión a corto plazo se trata de un concepto usado en el contexto económico para designar un período de tiempo. Este plazo corto se caracteriza por no darle el suficiente tiempo a la economía para lograr mayor producción o rentabilidad. Durante este período no se llegan a modificar los gastos fijos y los cambios deben centrarse en costos variables.

A pesar de su nombre, este período de tiempo resulta indefinido y suele depender o variar según ciertos factores. Entre esos factores se encuentran las empresas, las industrias e incluso la variable económica. Por otra parte, este concepto se basa en esos costos fijos y variables que tienen las empresas.

Debido a los costos y gastos fijos, una empresa debe ajustar otros gastos y su producción a corto plazo para obtener ganancias. Algunos ejemplos de costos y gastos fijos son los alquileres, contratos y salarios. Las empresas no pueden adaptarse a los cambios de la demanda del mercado fácilmente a corto plazo.

El concepto a corto plazo se usa en el ámbito económico para señalar un período reducido de tiempo.

Cada empresa debe analizar sus costos tanto a corto plazo como a largo plazo a la hora de tomar decisiones. En algunos casos funciona mantener a la empresa operando sin ganancias a corto plazo para compensar los costos fijos. Sin embargo, esta situación no puede mantenerse a largo plazo ya que la llevaría a la quiebra.

Los tiempos en economía resultan bastante relativos, pero a la vez pueden ser determinantes a la hora de planificar y llevar los planes a cabo. Por eso, se diferencian tres períodos temporales que son el plazo corto, el medio y el largo. Aunque cada uno de ellos resulta bastante relativo, señalan períodos aproximados de tiempo.

De esta manera, podría decirse que el plazo corto se refiere a un período de tiempo reducido tomando un período determinado de referencia. Antes mencionamos que estos períodos varían de acuerdo a ciertos factores determinantes. Por esta razón, el plazo corto puede ser desde unos días hasta un par de años, inclusive.

Características del plazo corto

Más allá de lo antes mencionado, por norma se suele considerar el plazo corto de un año o quizás menos. Sin embargo, cada empresa define sus plazos y tiempos al planificar su estrategia y visión empresarial. De esta manera se plantean también ciertos objetivos que desean conseguir a corto, medio y largo plazo.

Estos plazos también pueden tomarse desde una perspectiva contable donde el plazo corto abarca 12 meses. Partiendo desde este plazo contable se suele aplicar el mismo período en otros ámbitos empresariales. Relacionado con el aspecto financiero, existe un depósito denominado a corto plazo que se usa con frecuencia en los bancos.

Un depósito a corto plazo se trata de un instrumento financiero donde una persona deposita cierta cantidad de dinero en un banco o entidad financiera. Estos depósitos tienen una finalidad de inversión donde se pauta un período de tiempo y se obtienen intereses. Se trata de una herramienta muy popular a la hora de ahorrar dinero donde se obtienen rendimientos.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *