Costos

La palabra costos es el término en plural de costo que se refiere cuánto dinero cuesta una cosa. Además, el costo o coste señala el valor que se le asigna a los diferentes factores de producción de un bien o servicio. En los costos se incluyen tanto los insumos utilizados como la mano de obra para elaborar esos productos o garantizar los servicios.

De esta manera, en los costos de producción se incluyen cuestiones como: la compra de mercaderías, los gastos de producción, el pago de los trabajadores y los servicios de marketing, entre otros. Además, vale señalar que durante el proceso de producción o la prestación de un servicio se emplean todos esos factores productivos.

Este consumo de factores productivos y los cambios que se generan terminan produciendo los costos productivos antes mencionados. En este sentido, los costos de producción deben ser debidamente contabilizados al establecer un proyecto empresarial. Esto es de suma importancia a la hora de evaluar la viabilidad del proyecto y su proyección a futuro.

Los costos indican los valores asignados a la elaboración de un producto o servicio.

De esta manera, cuando hablamos de costos nos estamos refiriendo al esfuerzo que conlleva producir un bien o prestar un servicio. No hay que olvidarnos que elaborar un producto o brindar un servicio es una actividad económica con fines de lucro. Sin embargo, el concepto de costos también puede abarcar otros factores además de los puramente económicos.

En este sentido, también podemos hablar de costes sociales, por ejemplo, como lo es el impacto ambiental de la producción. Esta clase de costo no siempre se tiene en cuenta a la hora de pensar el proyecto lo que se enfoca desde una perspectiva económica. Aunque cada vez se está tomando más conciencia sobre estas cuestiones y muchos productores lanzan propuestas sustentables.

También podemos clasificar los distintos tipos de costos en base a su naturaleza u origen en: Costes de la empresa, costes de explotación y costos industriales. Los primeros tienen que ver con el financiamiento y la organización, los de explotación tienen que ver con la distribución y venta del producto. Y los costes industriales son aquellos referidos al proceso productivo.

Otros tipos de costos

Además de su clasificación en cuanto a naturaleza y origen, los costos se pueden clasificar en base a su variación. Así tenemos costos fijos, costos variables y costos semivariables. Los costos fijos no afectan la cantidad de producción, los variables son directamente proporcionales a la producción y los semivariables afectan de forma gradual la producción.

Por otra parte, los costos también pueden clasificarse en base a la relación entre el producto y su producción en: Costos directos, costos indirectos, costo de producción, costos indirectos de fabricación, contabilidad de costes y costo total. Los costos directos afectan particularmente al producto o servicio; los indirectos afectan totalmente a la producción.

Todos estos costos impactan en el precio final del producto o servicio, es decir, el valor que paga el cliente por ellos. En este sentido, el precio al público se obtiene sumando los costos de producción más beneficios. Para calcular el costo se consideran los precios de la materia prima, de la mano de obra directa e indirecta, las máquinas y espacios utilizados.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *