Vitamina B-12

La vitamina B-12 resulta de gran importancia para nuestra salud. A pesar de ello, resulta una de las vitaminas más delegadas cuyas reservas se agotan sin que nos demos cuenta. Sin embargo, es posible aportar esta vitamina a nuestro organismo con una buena nutrición o incorporando suplementos vitamínicos.

Las personas que más suelen carecer de esta vitamina son aquellas que llevan una dieta vegetariana o vegana, aunque afecta a más personas también. Encontramos esta vitamina en aquellos alimentos de origen animal, principalmente. Por eso se recomienda a veganos y vegetarianos que incluyan complementos alimenticios para suplir esta vitamina.

Aunque la carencia de vitamina B-12 afecta principalmente a veganos, también puede darse en omnívoros y vegetarianos. Otros grupos de riesgo son los ancianos, diabéticos de tipo 2, embarazadas y personas con pancreatitis. Para todos ellos se recomienda consumir alimentos ricos en dicha vitamina o bien tomar complementos vitamínicos.

La vitamina B-12 es de gran importancia para la salud general de nuestro organismo.

La vitamina B-12 se caracteriza por ser hidrosoluble, es decir que se puede disolver en agua. Cuando nuestro organismo utiliza estas vitaminas, todos los restos y sobras se expulsan por medio de la orina. Aunque nuestro cuerpo es capaz de almacenar esta vitamina en el hígado durante años.

Entre la importancia y funciones que desempeña esta vitamina podemos mencionar: junto con las demás vitaminas del complejo B resulta de gran importancia a la hora de metabolizar proteínas. Además, ayuda en la formación de glóbulos rojos en la sangre y en el mantenimiento del sistema nervioso central.

En cuanto a las fuentes alimenticias de vitamina B-12, tal como mencionamos antes, se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Entre ellos podemos mencionar aves, carnes, huevos, lácteos y pescado. Los alimentos vegetales no presentan esta vitamina, pero sí podemos hallarla en algunos cereales fortificados.

Consumo y carencia de vitamina B-12

Tal como veníamos diciendo, esta vitamina se encuentra naturalmente en alimentos de origen animal. Así, podemos encontrarla en carnes de ave, de res, en cereales fortificados, huevos, lácteos, levaduras nutricionales, mariscos y vísceras como el hígado de res. Nuestro organismo asimila fácilmente la vitamina B-12 de origen animal, las fuentes vegetales poseen bajas cantidades de B-12.

Cuando nuestro organismo no recibe o absorbe eficazmente las cantidades necesarias de esta vitamina podemos sufrir deficiencia. Las personas más proclives a padecer deficiencia de B12 son: Aquellos que tienen afecciones digestivas o fueron operados del estómago, las personas con dietas vegetarianas/veganas y los mayores de 50 años.

La deficiencia de esta vitamina puede causar, entre otras cosas: Anemia, debilidad, entumecimiento de brazos y piernas, pérdida de equilibrio. Las recomendaciones nutricionales sobre la ingesta de esta vitamina varía según la edad y el sexo. Así, para los adultos se recomienda el consumo de 2.4 mcg al día, que puede elevarse en caso de embarazo o lactancia.

En caso de consumir suplementos vitamínicos, la vitamina B12 se encuentra en la mayoría de los multivitaminas. Los especialistas consideran que esta vitamina se absorbe mejor al consumirla junto a otras vitaminas B. También existen suplementos de vitamina B12 inyectable, en gel o sublingual.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *