Sistematización

La sistematización se refiere a la acción y/o efecto de sistematizar. Este concepto deriva y se relaciona con la idea de un sistema, es decir, una clasificación de diversos elementos siguiendo un mismo patrón. Entonces, la sistematización consiste en establecer un ordenamiento o sistema siguiendo un objetivo particular para obtener el mejor resultado.

El proceso de sistematización es apto para ser aplicado tanto académicamente como científicamente. Incluso puede aplicarse la sistematización en numerosas situaciones corrientes de nuestra vida ya que este procedimiento nos puede servir para cumplir algún objetivo particular. Basta con organizar de una forma específica algunos elementos o las partes de una cosa para conformar un sistema.

Teniendo en cuenta que el concepto de sistematización parte de un sistema, es importante profundizar un poco más en este concepto. Se podría definir a un sistema como la agrupación de ciertos datos, métodos o reglas con un orden particular. De esta manera, cuando procedemos a realizar una sistematización estaremos creando un sistema, una clasificación u orden particular de cosas.

La sistematización consiste en crear un orden o clasificación de cosas.

Es quizás por esa idea de crear una clasificación o bien ordenar ciertos elementos de una manera determinada que se asocia a la sistematización con un ambiente más formal. Esto quiere decir que resulta más común que la sistematización se aplique en ambientes académicos y científicos. No resulta extraño ya que ellos realizan investigaciones que requieren cierto orden estructurado.

Cuando se aplica la sistematización en una investigación académica o científica sirve para asegurar en cierta forma los resultados de la misma. En este sentido podría decirse que la sistematización ayuda al investigador a orientarse mejor en cada etapa de la investigación. En estos casos la sistematización termina facilitando la obtención de resultados en una investigación.

Aunque el proceso de sistematización parezca complejo y formal lo aplicamos en situaciones de nuestra vida diaria. De igual manera, la sistematización sirve como una forma de ordenar o clasificar cosas siguiendo ciertas reglas o patrones. Por ejemplo, cuando armamos un horario con las tareas a realizar durante el día y hasta la lista de la compra es una forma de sistematización.

Aspectos y características de la sistematización

En primer lugar cabe señalar que el principal objetivo de la sistematización apunta a la obtención de los mejores resultados posibles. Cuando realizamos una sistematización, creamos un sistema, un orden o clasificación determinado, lo hacemos con una meta en mente. Ese sistema sigue un orden particular y lo creamos para conseguir un objetivo, esta es la forma más sencilla de conseguirlo.

Aunque armemos un sistema apuntando una idea particular o buscando conseguir algo, cabe mencionar que este proceso no resulta definitivo. Esto quiere decir que el sistema puede ser variable, modificarse sobre la marcha o bien estar constantemente en proceso. Se considera a este proceso como uno de los primeros pasos para la experiencia teórica dentro del método científico.

El concepto de sistematización se puede clasificar de dos formas principales. Por un lado se encuentra la sistematización de información donde se crea cierta jerarquía en la información que conforma un sistema. Y por el otro se encuentra la sistematización de experiencias que es posterior a las experiencias, es decir primero se experimenta algo y luego se lo sistematiza analizándolo.

Formato para citar (APA)

“Sistematización” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/sistematizacion/ [Consultado: ].

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *