De Significados
Conocimiento

Metacognición

La metacognición es un concepto de la psicología que se refiere a la capacidad para autorregular el proceso de aprendizaje. Así, a través de esta capacidad algunas personas son capaces de controlar sus estados mentales en materia de cognición. Como tal, la metacognición es una aptitud cognitiva superior al pensamiento.

Algo que caracteriza a la metacognición es el elevado nivel de conciencia que maneja y cómo se lo domina voluntariamente. De esta forma, esta capacidad no solo regula el aprendizaje sino que también gestiona otros procesos cognitivos. Además, la metacognición supone el conocimiento de la cognición, tomar conciencia de este hecho.

Al tomar conciencia de este hecho la persona comprende cómo se desarrolla el aprendizaje y la cognición. En cuanto al concepto de metacognición, podemos decir que se trata de un término bastante moderno. El mismo fue acuñado en los años 70 luego de varios estudios en materia de psicología, principalmente con las investigaciones de John Flavell.

La metacognición se trata de reconocer y controlar el aprendizaje.

John Flavell es un psicólogo estadounidense y a quien se le atribuye la definición de este concepto. Según las investigaciones de Flavell, la metacognición es un fenómeno que surge en el individuo como ser pensante. Así, cada vez que el individuo piensa puede equivocarse y precisa algún método que le sirva para controlar esos errores.

A la vez, la metacognición es una capacidad de gran utilidad para los humanos ya que los ayuda a planificar y tomar decisiones de forma razonable. Aunque cabe mencionar que existen diferentes modalidades metacognitivas que sirven para organizar el pensamiento. Entre esas modalidades se encuentran la meta-atención, la meta-comprensión y la meta-memoria.

La meta-atención tiene que ver con la autoregulación de la atención, es decir, la capacidad de centrar nuestra atención. Esta capacidad nos permite dirigir nuestra atención en los momentos apropiados. Además, esta capacidad nos sirve para filtrar la atención a pesar de los factores externos e internos que pueden interferir.

Otras modalidades de metacognición

Tal como hemos mencionado, existen distintas modalidades metacognitivas. Además de la meta-atención mencionamos la meta-comprensión que se refiere a la capacidad de entender la comprensión que tenemos. A veces leemos algo que creemos haber entendido pero cuando nos preguntan qué leímos no lo sabemos.

Luego se encuentra la meta-memoria que se refiere al conocimiento que tenemos de nuestra memoria. Esto implica reconocer las habilidades que tenemos para asociar conocimientos anteriores y nuevos. Por lo que, tal como hemos visto, la metacognición supone razonar sobre el mismo razonamiento.

Como hemos visto, la metacognición involucra una serie de operaciones intelectuales sobre el conocimiento y la regulación de la cognición. Todo esto sirve para que una persona sea capaz de recolectar, analizar y producir información a través del aprendizaje. Por ello, la metacognición se da cuando tomamos conciencia y logramos controlar nuestro pensamiento y aprendizaje.

Para alcanzar este estado de conciencia la persona debe entender cómo se da el pensamiento y el aprendizaje. Cuando comprende esto puede tomar las riendas, controlar y mejorar los procesos cognitivos relacionados con ello. Se trata de una importante herramienta para explotar nuestras capacidades cognitivas e intelectuales.

Formato para citar
"Metacognición". En: De Significados. Disponible en: https://designificados.com/metacognicion/ Consultado: 17 de mayo de 2024.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *