Los 5 por qué

Los 5 ¿por qué? es una técnica que nos permite hacer una serie de preguntas repetitivas para conocer la causa de algún problema. De esta manera, esta técnica tiene por objetivo dar con la causa que genera un problema al repetir la pregunta ¿por qué? varias veces.

Lleva el número 5 porque los estudios al respecto han determinado que esa es la cantidad típica de repeticiones requeridas para obtener la respuesta al problema. Esta técnica inquisitiva fue desarrollada por el inventor japonés Sakichi Toyoda. Se implementó durante el proceso de manufactura de los motores de la fábrica Toyota.

En otras compañías se utiliza una técnica muy parecida con algunas diferencias notables. Por ejemplo, la compañía Semco utiliza una técnica similar pero en lugar de 5 preguntas emplea 3. La técnica de Semco permite ampliar la práctica a la hora de determinar metas y tomar decisiones.

Es una técnica donde se repite una pregunta para encontrar la causa de un problema.

Aunque esta técnica se emplea para dar con la causa fundante de un problema, es necesario señalar que no siempre existe una única causa. Esto significa que si hay más de una causa, debe repetirse la técnica la cantidad de veces que sea necesario. Por ejemplo, si el problema en cuestión tiene 3 causas, la técnica de los 5 ¿por qué? deberá usarse 3 veces haciendo 15 preguntas en total.

Esta técnica no cuenta con reglas estrictas sobre el tipo de preguntas que deben hacerse para hallar la respuesta buscada. Esto quiere decir que la decisión final sobre el lineamiento de las preguntas depende de cada caso en particular. De igual manera la forma en que se aplica este método depende del nivel de conocimiento y la persistencia del que lo emplea.

Lo ideal a la hora de implementar este método es no desviarse e insistir en preguntar por qué hasta obtener una respuesta concisa sobre la razón del problema. Este método debe aplicarse de tal manera que busque solucionar el problema dado y encuentre realmente la causa del mismo.

Usos y características de este método

La reiteración de estas preguntas va guiando el proceso para dar realmente con la causa originaria del problema. Tal como hemos señalado, este método se utiliza comúnmente en las industrias para determinar las fallas que presentan los productos que se fabrican. Cuando el producto no funciona se debe considerar las diferentes razones por las cuales puede ser hasta encontrar el problema y ver cómo solucionarlo.

Lo importante a la hora de emplear esta técnica es que los que participan en el cuestionario conozcan el tema. De lo contrario, las respuestas serán muy generales y vagas o responderán a otras razones. Las cuales pueden influir en la causa del problema, pero no ser la raíz definitiva del mismo.

Para obtener respuestas certeras las preguntas deberían ser más específicas sobre el tema en cuestión. Entonces, en lugar de preguntar un simple ¿Por qué? deberíamos añadir el problema encontrado. Por ejemplo, podemos preguntar ¿Por qué no funciona el equipo?, o ¿Por qué falla el proceso? Es importante señalar que en estos casos los errores son de carácter humano.

Formato para citar (APA)

“Los 5 por qué” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/los-5-por-que/ [Consultado: ].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *