Geriatría

La geriatría es la rama de la medicina que se encarga del estudio y tratamiento de enfermedades de adultos mayores. En este sentido, la geriatría se centra tanto en aspectos preventivos, paliativos, rehabilitatorios y terapéuticos de estas enfermedades. A la vez, se incluyen todos aquellos aspectos relacionados con la familia y la sociedad de estos pacientes.

El término geriatría se le atribuye al médico austríaco-estadounidense Ignatz Nasher quien lo acuñó en su obra “Geriatrichs: The diseases of old age and their treatment”. Esta obra publicada a principios del siglo XX explica el origen y la elección de esta palabra. El origen de la misma deriva de los términos geron y iatrikos del griego que significan anciano y tratamiento médico, respectivamente.

De esta manera, podemos decir que esta rama de la medicina aporta herramientas para atender a los adultos mayores. Esto sirve tanto para adultos mayores con enfermedades agudas, crónicas y subagudas. El principal objetivo de la geriatría es que los adultos mayores conserven su autonomía y puedan seguir valiéndose por sí mismos.

La geriatría es la rama de la medicina dedicada a la atención de adultos mayores.

Para lograr su cometido, la geriatría suele centrarse en aquellas enfermedades que tienden a generar dependencia, son discapacitantes o más prevalentes. Sin embargo, la mayoría de las enfermedades que trata la geriatría tienden a ser de carácter crónico. Por ello, esta rama de la medicina propone formas mejores y novedosas de gestionar estas enfermedades con cuidados progresivos.

El cuidado al que apunta la geriatría incluye la participación tanto de los profesionales de la salud, el paciente, su familia y la sociedad. En este sentido, los aportes modernos en materia de geriatría se remontan a principios del siglo XX en Europa. Sin embargo, se les prestó mayor atención recién a principios de los años 80.

Como rama de la medicina, la geriatría estudia las distintas formas de envejecer que tiene el ser humano. Por lo general, estos tipos de envejecimiento se ven influenciados por factores ambientales, biológicos, genéticos, estilo y hábitos de vida. Así, existen cuatro tipos de envejecimiento: el ideal, el activo, el habitual y el patológico.

Aspectos y aportes de la geriatría

Aunque en un principio esta rama médica se dedicaba al estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades en adultos mayores, con el tiempo fue evolucionando. Así, en la actualidad, la geriatría cuenta con un enfoque más amplio e integral de la salud de adultos mayores.

Aplicar los cuidados y tratamientos óptimos en las personas ancianas puede mejorar significativamente su estilo de vida. Y ese es el objetivo que persigue la geriatría, además de conseguir que los ancianos recuperan su autonomía. Fue un gran avance en su momento ya que se solía desechar a los ancianos solo por su edad en lugar de tratarlos.

Se puede llegar a confundir la geriatría con la gerontología, la ciencia que estudia el proceso de envejecimiento. Si bien se encuentran relacionadas, es importante señalar que la gerontología es una ciencia mucho más abarcativa. Y por ello podría decirse que la geriatría es uno de los campos que conforman a la gerontología.

Etiquetas:g

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *