Demencia senil

Se conoce por demencia senil a una condición médica caracterizada por un deterioro psíquico. Las personas que padecen demencia senil sufren un desgaste en sus capacidades cognitivas. Los términos demencia senil derivan del latín y significan mente lejana y ancianidad o senectud.

Se trata de un síndrome que suele afectar, generalmente, a las personas mayores. Ya que el paso del tiempo y la edad avanzada se cobra la rapidez y lucidez mental de las personas. Sin embargo, se han presentado algunos casos de personas más jóvenes que sufren de este tipo de demencia.

La demencia senil afecta principalmente las capacidades cognitivas de los sujetos. Esto quiere decir que se puede presentar en forma de pérdida de memoria, confusión y desorientación. También afecta la forma en que se comunican o perciben el contexto, y sus capacidades intelectuales.

demencia-senil

La demencia senil es un síndrome que afecta principalmente a personas mayores

Cabe destacar que la demencia senil no es considerada una enfermedad aunque lo parezca. Se la describe como síndrome porque engloba un conjunto de síntomas, pero las razones por las que aparecen son diversas. Es una condición que las personas mayores tienen más probabilidades de presentar.

Los casos de demencia senil tienden a afectar las rutinas de las personas debido a las pérdidas de memoria. No se relaciona la aparición de este síndrome con otros problemas de salud. Los síntomas característicos de la demencia representan una cuestión preocupante ya que, de avanzar demasiado, puede tornarse en alzheimer.

Cuando se presenta la demencia senil afecta sobre todo a las funciones cognitivas de las personas. El principal aspecto y función que sufre más por esto es la memoria. Se presentan casos de amnesia, no se retiene demasiada información y se olvidan hechos importantes y relevantes.

Síntomas de demencia senil

Tal como mencionamos anteriormente, la demencia senil afecta sobre todo a las capacidades cognitivas. Esto quiere decir que las personas sufren un desgaste en su memoria y en la capacidad de reconocer lo que lo rodea. A veces no reconocen las caras de sus seres queridos o tienden a confundirlas con las de otras personas, incluso de personas difuntas.

Sus capacidades cognitivas también están relacionadas con su conocimiento de lenguajes y capacidad de comunicación. Esta complicación aparece, normalmente, cuando no reconoce cómo se le dice a alguna cosa o no recuerda el nombre de alguien. Estas situaciones complican la forma en que se relaciona con los demás.

La demencia senil también afecta la conducta de las personas. Esto se presente de diferentes formas, de manera gradual y con frecuencias inciertas. Las conductas que suelen adoptar son: reacciones negativas y dramáticas, agitarse o ponerse agresivo, quejarse continuamente, deambular erráticamente, variación del apetito, entre otras.

Los profesionales recomiendan incentivar y practicar algunas cuestiones para que la demencia no avance demasiado. Entre ellas recomiendan que se estimule la memoria del paciente a través de diferentes ejercicios y actividades. Lo mismo se recomienda para sus capacidades comunicativas y su capacidad de atención.

Formato para citar (APA)

“Demencia senil” (s/f.). En DeSignificados.com. Disponible en: https://designificados.com/demencia-senil/ [Consultado: ].