Melómano

Melómano es un sujeto fanático al extremo de la música. Una persona que siente una gran pasión por el arte musical, incluso a un nivel excesivo. Un melómano dedica gran parte de su tiempo y recursos a disfrutar del arte musical, ya que lo considera una parte fundamental de su existencia.

El origen de la palabra melómano viene del griego. El vocablo está compuesto por el prefijo melos (canto) y el sufijo manos (de cuya noción deriva la palabra manía). Por esto, la melomanía sería una especie de locura o furor descontrolado vinculado al arte musical, sean bandas, canciones, artistas, directores de orquesta o instrumentos.

melomania

Melómano

A diferencia de otras manías, la melomanía no se entiende como un trastorno psicológico o enfermedad. Esto se debe a que los melómanos no suponen un riesgo, ni para la persona ni para su entorno.

Un melómano tiene un interés casi exclusivo por la música. Posiblemente tenga otros gustos en su vida, pero ninguno despierta una necesidad tan intensa de satisfacerlo como el de la música. El melómano vive, respira y necesita la música para vivir en plenitud.

Se podría decir que casi cualquier persona que disfruta la música es melómana, pero el término suele utilizarse de forma exclusiva para hablar de aquellas personas que mantienen un vínculo particular con la música. Principalmente se usa para referirse a oyentes que disfrutan la música. Un individuo que trabaja en la industria musical no necesariamente sería un melómano. Si bien dedican tiempo y esfuerzo a tareas relacionadas con la música, no lo hacen por hobby sino para subsistir. En algunas ocasiones puede que un melómano además trabaje en el mundo de la música.

La melomanía no es vista como una enfermedad, sino como un sinónimo de prestigio, conocimiento y sabiduría acerca de la música. Las personas melómanas tienen vastos conocimientos que se relacionan con la música en general y con el género preferido de cada individuo en particular. Es habitual que un melómano de la ópera tenga una amplia base de datos con nombres de directores de orquesta, cantantes, fechas de espectáculos y mucho más.

Los músicos a veces consideran que las críticas de un melómano son infundadas. A diferencia de un crítico que habla por su experiencia propia frente a una obra, el melómano suele recoger datos de investigación y carece de la experiencia en tiempo real que permitiría una crítica más constructiva y válida sobre el desempeño de un artista. Muchos melómanos son vistos por el resto de la gente como personas arrogantes. Esto se debe a que el modo de relacionarse con la música es obsesivo y posesivo. La tendencia a descartar las opiniones y gustos ajenos dificultan que el melómano pueda socializar adecuadamente.

Si bien las generalizaciones nunca son acertadas, y menos cuando hablamos de rasgos de personalidad, lo cierto es que el nivel enfermizo de algunos melómanos y su forma de relacionarse con la música han dotado al término de una connotación negativa. Es importante entender que un melómano no necesariamente es un engreído que sabe mucho de música, quizás es simplemente una persona a la que le gusta mucho esta rama del arte.

Sinónimos de melómano

musicólogo, musicómano

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *